Asilo San Andrés

Asilo San Andrés

Mayores
Teléfono: 955 972 431
Fax: 955 970 447
Email
Dirección: Plaza Manuela Murube, 2, Lebrija
Sevilla, 41740

Don Andrés Sánchez de Alva, el Mayor, fue el fundador del Asilo de San Andrés, el cual falleció el nueve de octubre de 1905, dejando todos sus bienes en usufructo vitalicio a su esposa Doña Otilia Calderón Gutiérrez, y a su hermano Don José, y como único patrono al Arzobispado de Sevilla, para que, después del fallecimiento de los antes nombrados herederos, consolidara el dominio sobre la totalidad de los bienes.

Con ellos había de fundarse una obra benéfica que tendría su principio al fallecimiento del primer usufructuario y su cumplimiento o finalización a la muerte del segundo. El once de agosto de 1907, tuvo lugar el fallecimiento de D. José Sánchez de Alva, con ello el Arzobispado entraba en posesión de una masa de bienes inmuebles y metálicos, que alcanzaba la cifra de 197.700 pesetas.

Según la cláusula testamentaria, al fallecer el primer heredero había de darse comienzo a la fundación. Los bienes eran notoriamente insuficientes para costear y en su día, mantener una obra eficiente. Ante este hecho da principio la actuación de Doña María Manuela Murube y Sánchez de Alva.

Doña Manuela Murube, prima del fundador, dándose perfecta cuenta de la casi imposibilidad de hacer lo mandado en el testamento de su primo, quiso colaborar a la fundación del “Asilo”. En esto cristalizó la obra benéfica a favor de Lebrija “Con cuantos medios fueron necesarios”. Y gracias al desprendimiento y caridad cristiana de dicha Señora, se aseguró el nacimiento y, más tarde, la continuación de la obra.

Para ello, dicha Señora, donó los solares donde se edificó el Asilo”.

Y en su testamento, legó al Asilo de San Andrés de Lebrija, la casa edificio donde está instalado el mismo, construido sobre solares de casas de su propiedad que se derribaron, entre otras la finca de este número. Según certificación del Registro General de Actos de Ultima Voluntad la finada solamente otorgó los referidos testamentos.

Pero no teniendo la obra recursos para mantenerse, no hubiera podido comenzar a no ser por la nueva intervención  de Doña Manuela Murube, que con gran generosidad y espíritu cristiano acude a favor del “Asilo”, encargándose de amueblarlo y dotarlo de ropas, enseres y demás efectos propios de un establecimiento de tal clase y comprometiéndose a sostenerlo hasta que este tenga sus propios bienes.

El nombrado Asilo de San Andrés está clasificado de Beneficencia particular, Según Orden del Ministerio de la Gobernación fechada en Burgos el 23 de mayo de 1939. El “Asilo”, que lleva el nombre de su fundador, “Asilo de San Andrés”, fue bendecido e inaugurado el 23 de Febrero de 1913 por el entonces Cardenal Armerás, Arzobispo de Sevilla.

De atender a los ancianos fueron encargadas las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl, que en número de cinco llegaron a Lebrija en el mismo año de 1913. Hasta el día de hoy se han ido sucediendo y cuidando de los ancianos, tanto espiritual como humanamente, con el cariño y abnegación cristiana, tratando siempre de hacerlos felices.

Al  morir la viuda del fundador en 1954, y gozar el “Asilo” de la plenitud de sus bienes, se habilitaron cuatro habitaciones más: dos para hombres y dos para mujeres. A través de los años, la Casa se ha ido mejorando y cambiando todo lo que se ha podido, ya que los recursos son bajos. Actualmente son seis las Hermanas destinadas en esta Residencia.

Con la aparición de la nueva normativa autonómica reguladora de los Centros Residenciales de Mayores, en la década de los 90 del siglo pasado, se hacía necesario adaptar el edificio de 1913 a los requisitos funcionales y materiales contemplados en dicha normativa.

Comenzó entonces una ardua y difícil tarea de conseguir los recursos necesarios para abordar las importantes reformas, que había que llevar a cabo para que el Asilo San Andrés pudiera seguir funcionando.

Por ello, en el año 2001, fue solicitada y aprobada una Escuela Taller, (E.T. San Andrés I), al Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, para llevar a cabo la construcción de todos los dormitorios y baños de los residentes en la zona urbanizable de la huerta. Dicha Escuela Taller para 50 alumnos comenzó en Noviembre de 2001 y duró hasta noviembre de 2003.

En Diciembre de ese mismo año, dio comienzo una segunda Escuela Taller, que se había solicitado para continuar los trabajos de edificación en la antigua zona de la huerta, esta vez para 40 alumnos (E.T. San Andrés II) y finalizó en Diciembre de 2005.

El 27 de mayo de 2002, tuvo lugar el acto de colocación de la primera piedra de las obras de ampliación del edificio de la Residencia, donde se construirían los nuevos dormitorios con sus cuartos de baños incorporados, la enfermería, el sótano que es usado actualmente para parking, la sala de duelos, la lavandería y la sala de planchado.

El 19 de Septiembre del año 2005, fueron inauguradas por el Sr. Cardenal Arzobispo de Sevilla Don Carlos Amigo Vallejo, las nuevas instalaciones (dormitorios, baños, enfermería, etc…) edificado todo ello, en la zona de la antigua huerta, y en cuya financiación colaboró durante 4 años la Obra Social de Caja Madrid. (De 2002 a 2005) con 340.000 euros.

En el año 2003 se consiguió concertar plazas por primera vez con la Junta de Andalucía, siendo el número actual de plazas concertadas, 20, cuyo precio para el residente es del 75 % de su pensión. Las otras 28 plazas no están concertadas con ninguna Administración Pública, y el precio de las mismas es actualmente de 1.100 €.

En Febrero del año 2013, el Asilo San Andrés celebró su primer centenario. Para ello se organizó una importante exposición fotográfica sobre sus cien años de historia; se llevó a cabo una semana de puertas abiertas, y se concluyó dicha celebración con una Eucaristía de Acción de gracias, presidida por el Arzobispo de Sevilla D. Juan José Asenjo Pelegrina.

Con motivo de la celebración del primer Centenario del Asilo San Andrés, y en reconocimiento a los 100 años de servicios que la Compañía de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl, había prestado al pueblo de Lebrija a través de este Centro Residencial, el Pleno del Ayuntamiento de nuestra ciudad, aprobó concederle a las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl la Medalla de Oro de la ciudad de Lebrija.

El acto de entrega de esta medalla tuvo lugar en el Teatro Juan Bernabé, el 27 de febrero de 2013.

El 2 de marzo 2017 el Asilo San Andrés recibió  la visita de la Consejera de Lengua Española de la Compañía de las HH.CC. Sor Carmen Pérez González.

Comentario