Convivencia fin de curso Asociación de la Medalla Milagrosa Diócesis de Jaén

…Y era Pentecostés

La mañana del sábado, 8 de Junio, amaneció radiante y luminosa, y de los distintos pueblos de la Provincia donde se encuentran Centros de la Medalla Milagrosa, con su ilusión, alegría  y su mochila bien repleta, se van poniendo en camino para dirigirse al mismo punto de destino: ni más ni menos que al Santuario de Nuestra Señora de la Virtudes, en el pueblo manchego de Santa Cruz de Mudela situado a unos 220 Km de Madrid en la Autovía que conduce a Andalucía.

     Sor Josefina Jiménez- nuestra Hermana Delegada Diocesana- conociendo este lugar, ya venía desde tiempo atrás pensando en este maravilloso Santuario para disfrute de la Convivencia de fin de curso y para ello se puso en contacto con el Excelentísimo Ayuntamiento de Santa Cruz y la Hermandad de Nuestra Señora de las Virtudes para solicitar fecha. Y allí que nos presentamos antes de las 10 de la mañana donde ya nos estaban esperando algunas de las personas que nos acompañarían todo el día. D. Jesús excelente guía turístico que luego nos deleitó con su detallada información acerca del Santuario y sus contornos.

El Casero, hombre muy  amable, atento y servicial, que enseguida nos abrió las puertas  de par en par. El Santuario es magnífico y de robusta construcción y adosado a él la plaza de toros cuadrada, parece ser que única en el mundo que sigue manteniendo algunos espectáculos taurinos durante el año.

     La Ermita es preciosa, anterior al siglo XV donde destaca la Capilla mayor y el Camarín de la Virgen, de bella decoración Barroca y fue construida por Fray Francisco de San José, Trinitario procedente de Valdepeñas en el año 1711.

     El lugar es acogedor,  grandes espacios con hermosa y frondosa arboleda donde poder instalarse cómodamente disponiendo de diversos servicios y bar. Una vez instalados y de tomar fuerzas con el desayuno, el Guía Turístico nos estuvo enseñando y explicando tanto los exteriores como interiores del Santuario, que son de una belleza excepcional, y por grupos, a fin de poder ver y admirar mucho mejor los detalles y  fotografiar cómodamente.

     Seguidamente tuvimos la Eucaristía, muy bien preparada  por sor Josefina con el fin de que todos los Grupos participaran, tanto en las Moniciones, Peticiones, Lecturas, Salmo, Oración de los fieles, Ofrendas, Cánticos y Acción de Gracias.

Ofició la Eucaristía el P. Nicolás Velasco  Sacerdote Paúl, Párroco de la Divina Pastora  de Andújar que en su Magistral homilía nos animó con insistencia a sentirnos comprometidos, a seguir fomentando cada día más el amor, la amistad, la cercanía y el compartir con los más necesitados, y, como amigos de Jesús, frecuentar los Sacramentos y la Eucaristía, que es la base y fundamento de todo cristiano.

     Terminada esta preciosa Eucaristía, todos a una nos fuimos a comer a la frondosa arboleda donde nos esperaban los macutos, que estaban deseosos de abrirse y compartir las viandas típicas que cada grupo había traído de su localidad y ofrecidas en la Eucaristía.

     Un largo rato de reposo tertulia y convivencia y sor Josefina se reunió con las Presidentas para preparar el comienzo del curso siguiente.

  

Como acto final, el Santo Rosario, no menos importante, que también fue muy participativo  en Misterios, Cánticos, Ofrendas  y Alabanzas, que nos invitaba a meditar cada misterio y recordar nuestro objetivo y misión como componentes de la A. de la Medalla Milagrosa.

  

Un detalle muy de agradecer es la presencia a la hora del Santo Rosario  de la Presidenta y su esposo de la Hermandad de Nuestra Señora de las Virtudes acompañándonos en este acto tan Mariano donde se intercambiaron unos detalles con nuestra Hermana Delegada.

     Al final de esta Convivencia llegó la nostálgica despedida con nuestros mejores deseos de repetir el próximo año para disfrutar de los bellos parajes que Dios y la naturaleza nos regala.

Secretario Diocesano. Jesús García

Comentario