Hijas de la Caridad España-Sur > Noticias > Misión ad-gentes > Voluntariado misionero en Lanzarote
Ayuda para ayudar

Voluntariado misionero en Lanzarote

La Historia comenzó a mediados del año 2014 en la parroquia de San Ginés –Arrecife-Lanzarote, no sé  bien  de quién surgió la idea, si fue del párroco Don Miguel Hernández Suárez  o de Sor María Luisa López.

 Cuando llegué destinada a la Comunidad de Lanzarote, entre otras cosas me enseñaron  una habitación con la puerta de salida hacia la plaza de la Iglesia; en la acera junto a la puerta un panel  con Santa Teresa de Calcuta y una flecha en dirección a la tienda, indicando que allí hay  una  tienda solidaria de proyectos misioneros “AYUDA PARA AYUDAR”

La idea me pareció genial y más aún porque se había hecho realidad gracias a la colaboración de un grupo de voluntarias  que, con gran entusiasmo,  trabajan  por hacer presente la acción misionera en la Iglesia abriendo la puerta de lunes a sábados  de 10 a 13 h. durante todo el año.

A simple vista  me pareció un entretenimiento para las voluntarias; ahora que conozco a fondo lo que hacen, veo que son varios los motivos  por lo que vale la pena  el ser y hacer misionero, allí donde estemos ubicados trabajando  juntos,  tanto en  aportar  grano a grano  vendiendo a precios simbólicos los objetos de segunda mano, como en ampliar el granero mediante la escucha y sensibilización  misionera  con  las personas que llegan a donar cosas, las que compran o simplemente las que van a saludar o a ver de qué va la cosa…

En la tienda he aprendido

  1. A SABER USAR, REUTILIZAR, RECICLAR: Los objetos de segunda mano son reciclados o reutilizados: un cazo viejo lo piden para derretir el estaño, los peluches para que jueguen los perros, Un libros de lectura  es preferido a un libro electrónico porque gusta saborear lo que se lee, sentir el libro entre las manos, percibir su olor…
  1. A UNA SENSIBILIZACIÓN MISIONERA  Desde la formación  de los voluntarios con reuniones trimestrales en las que se da a conocer los proyectos que se han apoyado, los que han solicitado ayuda, lectura de  las reseñas que nos envían los misioneros contando lo que hacen agradeciendo  la ayuda recibida; Se  presenta el balance de cuentas trimestral, evalúa las entradas y vemos  cómo  podemos llegar a fin de año a cumplir el objetivo de avalar 10 proyectos  misioneros en distintos países  a 1.500 € cada uno.
  1. A LA IMPLICACIÓN DE OTROS. Para conseguir  los objetivo y tener un fondo emergente hacemos una rifa el 25 de agosto, fiesta de San Ginés. Participan en la venta varios colaboradores  haciendo participes a la gente  próxima a las parroquias que colabora, porque saben para lo que es. A escala un poco  más amplia, vendemos lotería  de Navidad implicando a amigos y conocidos.
  1. A VIVIR DE CERCA LA EXPERIENCIA  DE MISIONEROS: Cada año ha venido un misionero o misionera  a   exponer su experiencia. Se convoca a las parroquias de la isla en San Francisco Javier, a los niños del Colegio Santa María de los Volcanes y a  niños de catequesis. En la parroquia de San Ginés  todos los años  se celebra una semana misionera dirigida por los claretianos y las Hermanas de Marta y  María
  1. A COLABORAMOS CON OTROS en la venta de productos del Comercio Justo, Manos Unidas, venta de cuatros de Pastoral Penitenciaria.
  1. A RECIBIR CON AGRADO TODO LO QUE NOS DEN   Bisutería, cuadros, libros, figuritas, cintas, películas, bolsos,  relojes, menaje, estampas, medallas, rosarios, imágenes y otros…

Como ven aquí todo vale, desde unos cordones de zapatos a unos botones que hemos quitado a una camisa  raída. Casi es obligatorio llegar a avalar los diez proyectos y alguno  más  que se presente, como  ha sido este año con el transporte para hacer llegar la Cruz de Lampedusa a los pueblos más alejados con dificultades económicas de  Méjico, nueva fundación de Carmelitas en África y Movimiento Cultural Cristiano

El grupo de voluntaria de “AYUDA PARA AYUDAR” es pequeño, con mucha energía, constantes y responsables, se ilusionan cuando  llegan reseñas de los misioneros diciendo lo que hacen en la misión, y dando las gracias; de ahí la importancia de recibir noticias que mantenga vivo el entusiasmo que nació en el año 2014 y sigue activo como fuego ardiente que llega a cualquier país del mundo donde hay misioneros y misioneras  atizando el fuego con la oración y el servicio

Sor Berta Rivero

Comentario