Hijas de la Caridad España-Sur > Noticias > Familia Vicenciana > Visita del Director Nacional de la AMM
Jerez de la Frontera

Visita del Director Nacional de la AMM

VISITA DEL DIRECTOR NACIONAL DE LA ASOCIACIÓN MEDALLA MILAGROSA (AMM), PADRE FÉLIX ÁLVAREZ, AL CONSEJO DIOCESANO Y LOCALES DE LA DIÓCESIS ASIDONIA-JEREZ

Con la visita del Director Nacional, clausuramos las actividades del curso. 

 

El Director Nacional de la AMM, Padre Félix, a su llegada a Jerez de la Frontera fue recibido por algunos miembros del Consejo de dicha Diócesis, en la Casa de espiritualidad Villa Milagrosa.

En primer lugar se reunió con miembros del Consejo Local “El Salvador”. Antes del encuentro, el P. Félix saludó a las Hermanas de la Comunidad, que le mostraron las distintas dependencias donde realizan su importante obra social con los niños, los transeúntes y el grupo de los que se esfuerzan por superar la drogadicción para su inserción social y laboral plena.

A los miembros de la Asociación, el P.Félix les expuso brevemente el significado y trascendencia enormes que tiene para nosotros la celebración del Año Jubilar Vicenciano y lo que conlleva de renovación espiritual y compromiso apostólico; les explicó con más detalle algunas exigencias y compromisos permanentes para todos los miembros de la Asociación: vivir fielmente la espiritualidad y los fines propios de la Asociación; comunicación entre los Consejos Locales, Diocesanos y Nacional; incrementar las suscripciones al Boletín de la Asociación con al menos cuatro Boletines por cada Consejo, y dar a conocer la Asociación a los laicos o seglares, desarrollando de este modo una formidable pastoral vocacional de los seglares. 

La reunión con el grupo AMM de “El Salvador” se prolongó por espacio de dos horas. El P. Félix, después de escuchar con atención la situación en la que se encuentra el grupo, sus proyectos y sus deseos de promocionar la Asociación con la llamada de nuevos miembros, expuso unas cuantas ideas que podíamos sintetizar de la siguiente forma: “Vivir la vocación cristiana desde la espiritualidad propia de la Asociación, y tratar de realizar entre todos los dos grandes fines de la Asociación; la evangelización y el servicio a los más necesitados de nuestro entorno”. 

Al día siguiente, el P. Félix, acompañado de Sor Mª del Carmen Ariza y Manoli Ábalo, Hermana Delegada y Presidenta ambas de la AMM “Villa Milagrosa”, visitó a Manuela y José Antonio, matrimonio miembros de dicha Asociación, uno de los cuales se encontraba gravemente enfermo. Acudió a su hogar para entrevistarse con ellos e imponerles la medalla de la Virgen Milagrosa, en cuyo acto estuvieron acompañados de algunos de sus familiares. 

Por la tarde, en el salón de Villa Milagrosa, se celebró un encuentro con representantes de los Consejos Locales de El Puerto de Santa María, Arcos de la Frontera, Sanlúcar de Barrameda y “El Salvador” y “Villa Milagrosa” de Jerez de la Frontera. También animó mucho dicho encuentro la presencia del Vocal Nacional, José Campos y su esposa Conchita. 

Todos los grupos pudieron exponer sus inquietudes, sus grandes deseos de dar a conocer la Asociación en sus ambientes para que muchos se sientan atraídos a formar parte de ella, y aporten sus dones y carismas para trabajar eficazmente como grupo, en la medida de sus posibilidades que, ciertamente son muchas, anunciando el evangelio y ayudando a los más necesitados. Cualquier pequeño gesto de solidaridad, hecho con auténtico espíritu evangélico, es semilla que produce abundantes frutos siempre. 

El P. Félix insistió mucho en la necesidad de comunicarnos a través de los medios que tiene la Asociación como son el Boletín, las fichas de formación, los cursillos que se seguirán organizando para Presidentes y Tesoreros diocesanos, la participación en jornadas de retiros, peregrinaciones, y los encuentros mensuales de los grupos locales. Citando frases del magisterio reciente de la Iglesia, nos ha animado a asumir con responsabilidad nuestra vocación al apostolado como miembros vivos de la Comunidad Cristiana. Todos somos discípulos-misioneros y eso debe empujarnos constantemente a la participación gozosa en el anuncio del evangelio y el servicio de la caridad.

ALGODONALES 

Al día siguiente, viernes, la visita fue al Consejo Local de Algodonales. Comenzamos la reunión a las cinco y media en uno de los salones del Colegio San José. En esta localidad ya no hay comunidad de Hijas de la Caridad, no obstante, los miembros de la AMM siguen reuniéndose regularmente para desarrollar las actividades propias de la Asociación, acompañadas y animadas por la Hermana Delegada Diocesana y miembros de la AMM “Villa Milagrosa” de Jerez.

Durante la hora y media que duró el encuentro se abordaron varios temas relacionados con la espiritualidad y fines de la Asociación, a partir del Logotipo de la celebración de los 400 años del Carisma Vicenciano, que habla claramente de la evangelización y de la caridad.

Los miembros del grupo viven con gozo y fidelidad su inserción en la Parroquia, colaborando en las distintas actividades pastorales: visita a enfermos, catequesis, cáritas, etc. La visita ha supuesto para el grupo un gran reconocimiento y estímulo. Que la Virgen de la Medalla Milagrosa derrame abundantes gracias sobre todas las familias de este querido pueblo que experimenta con gozo y agradecimiento su maternal protección.

 

SANLÚCAR DE BARRAMEDA

A primeras horas del sábado , en Jerez de la Frontera, ya estábamos reunidos en un autobús un buen número de asociados con el vivo interés de participar en la jornada-encuentro de la AMM que tendría lugar en Sanlúcar de Barrameda. La convocatoria llegó a los Consejos Locales de la zona, varios de los cuales se sumaron a dicho acontecimiento. Participaron en el encuentro miembros de la AMM de Arcos de la Frontera, de El Puerto de Santa María y de “El Salvador” y “Villa Milagrosa” de Jerez de la Frontera.

Comenzamos la jornada con una conferencia del Director Nacional, seguida de la celebración de la Eucaristía, en la iglesia de San Diego de dicha localidad. El P. Félix ambientó la charla citando dos frases de la exhortación apostólica “La Alegría del Evangelio” sobre las repercusiones comunitarias y sociales del Kerigma, es decir: la confesión de la fe y el compromiso social. También recordó pasajes de documentos conciliares y del magisterio de Pablo VI sobre la vocación y misión de los seglares en la Iglesia y en el mundo, y la universal vocación a la santidad en la Iglesia. Dentro de ese marco doctrinal fue insertando muchas referencias a la espiritualidad propia de la Asociación y a sus fines principales como son la evangelización y el servicio a los pobres. 

Después de una comida distendida y fraterna, volvimos a la misma Iglesia para celebrar el acto mariano. Cada misterio del Rosario iba acompañado de un comentario bíblico al principio, y una canción mariana al final. El canto de la salve popular fue el broche de oro de esta jornada llena de profundos sentimientos humanos y espirituales, experiencias compartidas de fe, y sinceros compromisos de seguir trabajando en la Asociación.

“Que como María, hagamos de nuestra propia vida un culto a Dios, y de su culto un compromiso de vida”. 

Hermana Delegada Diócesis Asidonia-Jerez

Sor Mª del Carmen Ariza Daza, HC

Comentario