Hijas de la Caridad España-Sur > Noticias > Enseñanza > Una Romería para honrar a la Virgen
Colegio Virgen Milagrosa

Una Romería para honrar a la Virgen

Cuando el día 24 de mayo nos asomamos al patio del Colegio, nos quedamos asombrados. ¡El patio lleno de gente! Pero…no se trataba de alumnos, no; los alumnos estaban todos en clase. Eran madres, abuelas, abuelos, tíos, y demás parientes y vecinos, que a las nueve de la mañana ya estaban allí. Y…¡menudo trabajo llevaban entre manos! Y eso que ya estaban preparados el paso y los estandartes para la procesión. Cada uno con la imagen de la Virgen en las advocaciones más conocidas: La Milagrosa, María Auxiliadora, la Virgen del Rocío, la del Carmen…Y así hasta diez.

Pero había que preparar los altares, cada uno, también, luciendo una advocación de la Madre de Dios. Las madres se afanan en la preparación, colocación de las flores, candelabros, motivos originales, cortinas, mantones…Que no falte un detalle.

Los que no colaboran en la preparación disfrutan viendo este bonito trabajo que, indudablemente, ayuda a mantener nuestras mejores tradiciones y a inculcar en todos, pequeños y mayores, el amor a la Virgen. Cierto es que en esta tierra andaluza, con esta devoción ya se nace, pero siempre es bueno cultivarlo, especialmente con el ejemplo de la familia.

Ya está todo a punto. Ya comienzan a aparecer filas de niños y niñas, con el traje típico para esta fiesta. Ya suenan las flautas para acompañar el paso de la Milagrosa, la titular de nuestro Colegio. ¡Qué contenta y qué bonita está!

Los costaleros, también costaleras, van encantados por llevar a la Virgen. Y toda la larga fila de romeros avanza; van acompañados de los profesores y las familias que se han unido. Ante cada altar se detienen para cantar, rezar, dedicar unos versos a María Milagrosa y también dar su testimonio de amor, al mismo tiempo que de gratitud por la protección que siempre han recibido de tan buena Madre.

Una participante.

                 

                 

Comentario