Hijas de la Caridad España-Sur > Noticias > Menores > Última semana del Campamento “La Ciudad de las Artes”
Ugíjar

Última semana del Campamento “La Ciudad de las Artes”

Con este testimonio que compartimos a continuación ponemos broche  de oro a nuestro campamento. Queremos  destacar el buen ambiente vivido, especialmente en la última jornada en la que hemos celebrado la  fiesta  fin de campamento  con la asistencia  de los padres de los ni@s que han participado en él.

Subrayar la importancia que ha tenido la presencia del voluntariado a lo largo del mismo, con la riqueza que supone haber podido contar  con una gran variedad de personas, que generosamente han puesto todos sus dones al servicio de los más pequeños.

¡¡¡GRACIAS!!!

A continuación, os dejamos el testimonio de tres de nuestras voluntarias de la última semana:

Nuestros nombres son: María José, Lydia y Anabel voluntarias, por segundo año, en el Campamento de Verano de la Escuela-Hogar Sagrado Corazón. Nos resulta difícil, casi imposible, describir lo vivido durante este mes. Este año el campamento se ha llamado: “La Ciudad de las Artes” y  hemos hecho un viaje apasionante por la música, el cine y teatro, la pintura y el baile. No solo han “conocido” a: Velázquez, Paco de Lucía, Picasso, Goya, Walter Elias Disney… entre otros. También hemos trabajado en aquello que no enseñan los libros y que tan necesario es en este mundo, que son los valores como: la constancia, el esfuerzo, el respeto, la alegría, la amistad… entre otros.

También hemos tenido momentos mágicos de encuentro con Dios. Momentos llenos de emoción donde los más pequeños han aprendido las obras de Misericordia y han descubierto que cada uno tiene unos talentos para ponerlos al servicio del prójimo.              

Hemos disfrutado con la ilusión, la emoción y la felicidad que tenían ante experiencias, para alguno de ellos nuevas, como es ir al cine. No todos los momentos han sido buenos pero esos momentos nos han hecho crecer como personas. Gracias pequeños, gracias por  enseñarnos a disfrutar de aquellas “pequeñas” cosas que realmente son las más importantes. Gracias por enseñarnos a ver a través de vuestros ojos.

Si lo analizamos detenidamente descubriremos que estamos hechos de pequeñas “partes” de todos aquellos que han pasado por nuestra vida. Somos más por ellos y seriamos menos si no hubieran tocado nuestra vida. Gracias a Dios por poneros en nuestro camino, y gracias a vosotros por tocar nuestra vida.

Gracias a Sor Concepción por abrirnos las puertas de su hogar;  a Sor Josefina por esas meriendas;  a Sor María Teresa por confiar en nosotras y permitirnos formar parte de este proyecto; a los monitores: Inma y Germán por vuestra entrega. Sobre todo a ti Inma. Gracias por tu generosidad, por tu constancia, por tu esfuerzo, por ser un ejemplo. No solo para los más pequeños, también para los grandes. Has sido para nosotras mucho más que una monitora o una compañera, eres como una hermana. Gracias a todos los voluntarios que han formado parte del campamento: Maribel, Mercedes, Alfonso, Rogelio ,Rafa, Mariloli, Alejandro y Josué.

No hemos formado parte de un campamento, hemos formado parte de una familia.

¡Simplemente gracias!

 

Comentario