Memoria Agradecida

Sor Pilar París Cortés

Sor Pilar París Cortés falleció en Málaga, el día 15 de diciembre de 2019.

Nació en Almería en el seno de una familia cristiana.

En su casa se rezaba el Rosario todos los días; su padre era el que lo llevaba, por eso ella lo tenía tan adentro que ningún día se acostaba sin rezarlo. Todos los días, a pesar de su salud tan precaria, se levantaba a las 6 ½ de la mañana, lo rezaba con Radio María, con su gran admirador San Juan Pablo II .

En su casa tenían gran sensibilidad por los pobres, por eso cuando llegaba alguno a su puerta se le invitaba a comer. De su padre aprendió estas dos cualidades: el amor a los Pobres y la devoción a la Virgen del Pilar.

Su padre le encomendó ir todas las semanas al Hospital Civil para hacer una visita a un señor que le llamaban el Nene, al que le faltaban los brazos y piernas. A Sor Pilar, al principio le costaba mucho, pero a lo largo de las sucesivas visitas descubrió a Cristo en el Pobre, esto la llevó a hacer un giro de 180º,  ya que ni por lo más remoto pensaba ser Hija de la Caridad, dado su carácter alegre y divertido.

Cuando termina su carrera de Maestra, se entera de que el embajador de Panamá quería que sus hijos tuvieran una institutriz de lengua española y  de religión cristiana, y como era tan decidida, no dudó en  ir a Panamá.

Mientras los niños estaban en el Colegio, ella estudió Ciencias Políticas, porque inteligente era un rato. Ella no se daba ninguna importancia, así lo demostró a lo largo de su vida.

Cuando llega a España, entra en el Seminario de la calle Sanjurjo,   hoy llamado San Vicente, allí fue la mujer más feliz. Al salir del Seminario la destinaron a Barcelona; la Visitadora le propone hacer una carrera Universitaria, porque tenía  gran capacidad e inteligencia.

Ella con su carácter firme le dice que no,  porque ella era ya maestra y lo que deseaba era darse de lleno a los pobres,  a así lo demostró durante toda su  vida.

Cuando por motivos de salud fue destinada a Baena, ella con Constanza  y  Sor Mª Nieves, iba a la Plaza del Pueblo a buscar a jóvenes que no tenían el Graduado Escolar. Para ello crearon una Escuela nocturna. Muchos de ellos lo consiguieron, y  además se confirmaron.

En Granada,   junto con  el Padre Jesús Mª Lusarreta y otras Hermanas, crearon el Departamento de la FE, y organizaron  catequesis para las Hermanas de Colegios de la Provincia de Granada. Mas como dio tan buen resultado, se formó un Equipo inter-provincial, con Hnas de San Vicente, Sta. Luisa de Madrid , Barcelona, Granada- a la que pertenecía Sor Pilar- y San Sebastián. Crearon el Equipo de Pastoral de los Centros Educativos Vicencianos, con tres ciclos A, B, C.

En el Colegio de San Manuel de Málaga, estuvo 20 años dando clase. Ella,  sin escatimar descanso alguno, en la hora del recreo, se dedicaba ayudar a los alumnos que tenían alguna dificultad. No contenta con esto, junto con otras profesoras formaron grupos flexibles, de esta forma muchos alumnos pudieron sacar el Graduado Escolar. Al jubilarse, por enfermedad, decide ir a Pozos Dulces de Málaga; a los residentes de esta Casa los despertaba dándoles los buenos días y les anunciaba el tiempo, por si hacía frio fuesen bien abrigados, su sensibilidad era exquisita así como el amor hacia ellos.

Aquí en Casa tenía una gran intuición para detectar  cuándo a  las Hermanas les pasaba algo, por eso su dormitorio era muy frecuentado. Daba siempre buenos consejos, tanto a las Hermanas como a nuestros colaboradores; siempre sabía pararse para escucharlos.

Persona humilde,  generosa, de gran corazón, no toleraba la injusticia, mujer de oración profunda  destacaba de forma especial la Eucaristía, la Adoración al Santísimo y el amor a la Virgen del Pilar, y con esto me quedo corta , muchas cosa me quedan sin decir.

Muchas gracias, Sor Pilar, por tu vida tan fecunda y sufrida, nunca te quejabas a pesar de tus muchos dolores.

Este es el semblante de una vida entregada a Dios y a los Pobres.

Hasta siempre Sor Pilar.

Tu siempre fiel compañera.  Sor Mª Jesús  Jiménez  Zamora

Comunidad “Virgen Milagrosa

Comentario