“Yo soy la Resurrección y la Vida, quien cree en mí no morirá para siempre”

Sor Lorenza Cordero

Sor Lorenza Cordero falleció en Badajoz el pasado 2 de mayo de 2017.

El día dos de Mayo nos dejó para siempre, en silencio y de puntillas, Sor Lorenza Cordero. Natural de Feria, pueblecito pintoresco por su castillo de la provincia de Badajoz, siempre se mostró cercana y amable con todos.

Pocos antecedentes tengo de ella, pero de lo que sí he podido comprobar durante estos dos años, el amor al trabajo por los pobres,  poniendo en marcha la enseñanza de San Vicente a las primeras Hermanas: “Trabajar con el sudor de su frente y el esfuerzo de sus brazos”.

Si grande fue el esfuerzo por los pobres, sabemos de dónde se alimentaba esa fortaleza: en la oración. La recuerdo en la Capilla en actitud orante, siempre abismada en su interior. Sabía compartir con la Comunidad los pensamientos que tenía en sus ratos de oración. También pude comprobar su amor a la pobreza en las cosas menudas, conformándose siempre con lo que le dieran y no eligiendo lo mejor.

A pesar de su enfermedad, siempre que alguna Hermana le solicitaba una oración, la iniciaba, y dirigiéndose a la Capilla, la continuaba hasta terminar.

Conservó la memoria para alabar a Dios hasta el último día, no así para tener una conversación. Supo mantener encendida la llama que le unía al Fuego.

Podemos resumir los tres amores de Sor Lorenza: Jesucristo, los Pobres y la familia. Agradecemos a Dios los buenos ejemplos que nos mostró durante su vida.

                                                                                                            La Comunidad Virgen de la Acogida.

Comentario