Memoria Agradecida

Sor Isabel Barrera Ramos

Falleció en Jerez de la Frontera (Cádiz), el día 30 de octubre de 2018.

El  1 de Noviembre día de todos los Santos nos reunimos, para despedir a nuestra querida Sor Isabel, la Comunidad, Hermanas, amigos y familiares, con la seguridad total de que ha pasado de nuestras manos a  las  manos del  Padre.

Las Hijas de la Caridad, en respuesta a la llamada de Dios, se entregan por entero  y en Comunidad al servicio de Cristo en los Pobres, sus hermanos, con un espíritu de humildad, sencillez y caridad: Así ha sido la respuesta de Sor Isabel.

Desde muy joven, Sor Isabel siente la llama  de Dios, y  desde Córdoba responde con un Sí incondicional,  dejando  tierra, casa, amigos y familia.  Una familia,  con la cual  ha compartido siempre el don de su vocación, la dicha de ser Hija de la Caridad.

Su entrega a la Comunidad estaba llena de pequeños gestos y detalles. Era muy común encontrarla disfrazada para alegrar los momentos de expansión comunitaria, o en la máquina de costura en sus ratos libre ofreciendo su servicio y entonando sus cantos. Siempre dispuesta a servir a los más pobres en Cáceres, Jerez, Chipiona… allí donde fuese enviada.  El servicio a los más pequeños fue su mayor riqueza, lo que más alegraba su corazón, un servicio de forma abnegada,  donde de manera humilde se mantenía cercana a los niños; con gran sencillez se hacía presente en sus vidas, dando consuelo y ayudando al crecimiento personal de cada pequeño. 

En esta última etapa de su vida, cuando ha sentido el sufrimiento de la enfermedad y le ha acompañado el dolor, ha seguido pronunciando   “Hágase tu voluntad, Señor”.

Gracias, Señor, por la vida de Sor Isabel. Gracias por la riqueza que ha aportado a tantas Hermanas, a tantos niños, a tantas personas que se han cruzado en su camino.

María, Madre de Misericordia, Madre de la Compañía, nos pone en el corazón la certeza  de que  Sor Isabel  goza plenamente,  junto a Ella, de la presencia del Padre, donde  un día  nos reuniremos  todos como miembros de una sola familia.

La Comunidad

Comentario