Memoria Agradecida

Sor Dolores Royan Ortiz

Falleció en Granada el 5 de diciembre de 2018.

“Yo soy el CAMINO, la VERDAD y la VIDA”, expresión evangélica con la que queremos comenzar la Eucaristía en acción de gracias por su Don total al Señor.

Sor Dolores estuvo muchos años con los enfermos mentales, con los ancianos y excluidos de nuestra sociedad, y siempre fue para ellos bálsamo y consuelo. Una Hermana sencilla, callada, humilde, haciendo de su servicio un verdadero cauce de evangelización, una historia de auténtico amor a Dios y a los demás.

Hoy, Sor Dolores nos deja, pero en nuestro recuerdo queda todo este tiempo que ha sufrido en silencio, sin quejarse y generosamente ofrecido al Señor.

Que su ejemplo nos anime a vivir como verdaderas Hijas de la Caridad y a seguir con decisión e ilusión la tarea que Dios nos ha encomendado, con la confianza puesta en Él.

Gracias, Sor Dolores, que el Señor premie todos tus gestos de SIERVA, para con los pobres.

Te recordaremos siempre; tú, ante el Señor, no nos olvides, y pídele al Padre por las vocaciones y por la Compañía.

Tus Hermanas de Comunidad. San Vicente.

Comentario