Hijas de la Caridad España-Sur > Noticias > Sin categoría > Sor Carmen Pérez visita las comunidades de Triana
Sevilla

Sor Carmen Pérez visita las comunidades de Triana

“Si usted ha ido a Sevilla, pero no ha visto Triana le recomiendo que vaya hoy y no lo deje para mañana”

Y Sor Carmen ha venido hoy a Triana…

¡Día 2 de marzo del año 2017! Fecha memorable e inolvidable para las tres Comunidades de Hijas de la Caridad con residencia en el barrio de Triana, en Sevilla.

Sor Carmen Pérez, acompañada de la Visitadora, el Padre Director y varias Consejeras de nuestra Provincia, es recibida en la entrada del Colegio, calle Pagés del Corro, donde se habían dado cita todas las Hermanas de las tres Comunidades, en un ambiente fraterno, acogedor y, como es propio de este barrio trianero, con gran gozo festivo y bullicioso.

Llegados los tan esperados visitantes, y después de los primeros saludos y expresiones de cariño fraternal, nos dirigimos a la Capilla para, juntos, saludar al Señor. Finalizamos la oración con el canto del Magnificat, puestos el corazón y la mirada en nuestra Madre Milagrosa.

Informados de que faltaban algunas Hermanas por razones de enfermedad, ellos fueron con toda diligencia a saludarlas personalmente.

Hicieron también un breve recorrido por algunas de las dependencias más significativas del Comedor Social, ubicado en espacio contiguo al Colegio; visitaron el Economato.

Caída ya la tarde, celebramos el rezo de Vísperas, preparadas con esmero para la ocasión; en ellas se expresaron acción de gracias al Señor por el momento presente, así como por otros tantos actos y circunstancias con que la Compañía nos anima a seguir cada día más fieles a la vivencia en interioridad y transparencia de nuestro carisma vicenciano.

Como acto final, pasamos a compartir una apetitosa merienda-cena. El comedor invitaba ya a una gozosa fraternidad: la ambientación, los detalles ayudaban a crear un clima festivo en el que se compartieron felicitaciones, deseos, recuerdos… al tiempo que se saboreaban los típicos “montaítos”, “pescaíto frito” acompañados de otros variados “mimos culinarios y pasteleros”. Todo exquisitamente preparado y presentado por las propias Hermanas

Sobre las mesas, junto a los cubiertos, se hizo presente la famosísima cerámica de Triana en unas mini-jofainas sobre platitos, y haciendo juego con el conjunto en tamaño y estilo, una toallita diseñada y bordada por una de las Hermanas Mayores.

¡Qué gozo ver a las Hermanas tan felices! Como dice el Salmo 133:

 “Cuán bueno y agradable es que los hermanos vivan en armonía”

Pero, ¡ay!, llegó el momento menos grato: la hora de la despedida. Les ofrecimos nuestro recuerdo en la oración de cada día a fin de que su entrega y dedicación a tan importantes tareas redunde en bien de todos y cada uno de los miembros de la gran Familia Vicenciana: Padres Paúles, Hijas de la Caridad, laicos de las diferentes Ramas y personal colaborador. Mejor que “adiós” les dijimos “hasta luego”, con el deseo de repetir la gratificante vivencia de este 2 de marzo de 2017.

 …pues no quiso dejarlo para mañana

Las Hermanas de las Comunidades de Triana.

 

Comentario