Hijas de la Caridad España-Sur > Noticias > Sin categoría > Sesenta años de Sor Inés al servicio de Dios en los pobres
Festividad del Cuerpo y sangre de Cristo

Sesenta años de Sor Inés al servicio de Dios en los pobres

“El Pan es uno, y así nosotros, aunque somos muchos formamos un solo Cuerpo”.

Estas palabras de la carta a los Corintios que vamos a proclamar en la Eucaristía nos centran en la Celebración de hoy, ya que en esa clave de Unidad y Comunión entre nosotras, sustentadas por el Pan de la Eucaristía, nos disponemos a acompañar a Sor Inés en su profunda acción de Gracias.

Hace 60 años Sor Inés estrenaba un nuevo Capítulo en la Historia de la Compañía escrita en sus grandes y generosas páginas de Servicio a Cristo en los Pobres.

Estas páginas, terminado su Seminario, se iniciaron en la Cruz Roja de Sevilla, donde ella sirvió no sólo a los enfermos y familiares, sino que acompañó y formó a las Jóvenes que se preparaban para servirles en el apasionante campo de la Sanidad, mostrándoles el camino de hacerlo con dulzura, compasión, cordialidad, respeto y devoción.

Otra densa página ha sido su servicio a la Provincia en el Economato, desde la Comunidad de la Casa Provincial durante largos años, con un intermedio de nueve que los simultaneó con su Misión de Hna. Ste. en la Comunidad de Labouré. En todos el Señor, a través de ella, ha derrochado entrega, amabilidad, servicialidad, pasión, inteligencia y amor. Estamos seguras de que el Señor le habrá tenido en cuenta sus pasos, sus idas venidas, sus gestiones a la Seguridad Social y a tantos e inmensos lugares, facilitándoles a las Hermanas su misión y dándoles la seguridad de estar en las manos del Señor desde su pertenencia a la Compañía, lo que toda la Provincia reconoce y agradece.

En esta festividad del Corpus Cristi, como auténticas Hijas de la Caridad, vivamos la mística de la Caridad. Seamos copón acogiendo y guardando en nuestro corazón el valor y la fuerza de la Eucaristía y al mismo tiempo Custodias, para exponerlo y darlo a conocer a través de nuestra vida y Misión.

Etiquetas:

Comentario