Hijas de la Caridad España-Sur > Noticias > Nunca digas adiós porque decir adiós significa irse lejos e irse
Campamento en Ugijar

Nunca digas adiós porque decir adiós significa irse lejos e irse

Durante el mes de julio, que ya está por concluir, hemos venido disfrutando de la bonita aventura de vivir el campamento de la Aldea de los niños perdidos, en Ugijar, Granada.

Una experiencia que nos ha ilusionado, reconfortado y llenado de esperanza, tanto a niños como a monitores.

Cuarenta chavales, de pueblos cercanos y de Ugijar, con los que durante un mes hemos podido compartir momentos de entrega y generosidad, de juegos y diversión, para pintar de un color esperanza cada tarde en esta aldea.

Hemos descubierto muchos valores, el compartir, la generosidad, la colaboración, el trabajo en equipo, el compromiso y la entrega, que han hecho de nuestra aldea y nuestro campamento un espacio mágico, de amor, ilusión y esperanza.

Compartiendo momentos de oración ante un mismo Dios que nos une y que nos guía, aunque profesemos distintas religiones.

Espacio de diversión, en la escuela hogar Sagrado Corazón, donde hemos venido realizando el campamento con diferentes juegos y talleres. ¡Gracias a las Hermanas que con tanto cariño nos han acogido!

También hemos disfrutado a diario de espacios de diversión fuera, gracias a la colaboración del Ayuntamiento de Ugijar, que nos ha facilitado la entrada a la piscina municipal, gozando de un rato en ella cada tarde.            

La Aldea de los niños perdidos cada semana se trasladaba a un lugar diferente. Durante la primera semana acudimos al cine, la siguiente disfrutamos de un magnífico día de playa en Almerimar. Pero si hay una salida que marcó nuestro campamento ha sido el magnífico día en el parque acuático de Mario Park, en Roquetas de Mar, donde los Pequeños Gigantes y los no Peter Pan disfrutaron de las diferentes atracciones del parque. Para finalizar, la última semana, acudimos al Acuario de Roquetas de Mar.

Han sido días que no se nos borraran, por el cariño que hemos compartido entre todos, por la ilusión, la diversión y la esperanza para estos pequeños.

Este campamento de “ La Aldea de los niños perdidos” no hubiera sido posible sin la inestimable y generosa colaboración de la Fundación Santa María, que ha hecho realidad esta aventura durante todo el mes de julio, dejando un sueño en cada uno de los corazones de los pequeños. ¡¡ Que esta experiencia se vuelva a repetir!!

¡Gracias a los Pequeños Gigantes y a los no Peter Pan, porque vosotros habéis sido los artífices de todo este sueño!.

«NO DEJES NUNCA DE SOÑAR»

Comentario