Asilo Dulce Nombre

NAceVIDADios

Todos los lunes, después de cada domingo de Adviento, celebramos en el “Asilo Dulce Nombre de María” una oración en la Capilla, donde vamos preparando nuestro corazón  limpiándolo, despojándolo de todo lo que nos sobra, adornándolo y poniéndolo bonito, sabiendo que será el pobre pesebre de un Rey.

En cada oración colocamos una letra, desvelando lo que viene a traernos ese Rey: la VIDA. Y el 24 de diciembre completamos la palabra, y descubrimos que esa palabra  es NAVIDAD, cuando nace Dios, y lo hace en lo mas humilde, pobre y frágil, sobre unas cuantas briznas de paja.

Y así terminamos el Adviento: escribiendo en una de ellas nuestro nombre y colocándolo a los pies de nuestro Nacimiento, formando con nuestra fragilidad el pesebre donde nació Jesús, y celebrándolo por todo lo alto.

Comentario