Hijas de la Caridad España-Sur > Noticias > Familia Vicenciana > Misión parroquial en la provincia de Cádiz

Misión parroquial en la provincia de Cádiz

 28 de Febrero al 11 de  Marzo de 2018

Comienza la misión en los siguientes pueblos:  Alcalá del Valle,  Setenil de las Bodegas,  El Gastor  y Torre Alháquime. Todos pertenecientes a la Provincia de Cádiz.

Estos pueblos, con sus Párrocos al frente, se “atrevieron” a celebrar y a vivir la misión.  Está comprobado que cuando los corazones se abren al Evangelio, el mundo comienza a cambiar, y la humanidad resucita. Esto es verdad si acogemos y vivimos  cada día la Palabra de  Jesús, resucitamos con El. La cobardía y los miedos  quedan atenuados. Deseamos que no venga en vano la Gracia de esta Pascua para el pueblo de Dios. Que la Gracia de la Resurrección sea acogida por cada uno de nosotros para que nos llenemos de la esperanza  de Cristo  el  Señor ¡Abramos paso a la esperanza!

         Después de varias visitas a estos bonitos pueblos, nos pusimos en marcha el siguiente equipo:

                           Padre José Luis Castillo.  Director

                           Padre Miguel Boté

                           Padre Javier Antonio Serra. Pertenecientes al equipo EMVE (Equipo Misionero Vicenciano  de          Evangelización)

                           Padre Juan Velasco

Hijas de la Caridad:

                           Sor  María Teresa  Bienzoba

                           Sor Matilde Alamedo

                           Sor Ana Mª Manzano

                           Sor Isabel Guardia

                           Sor Antonia Parra

Acompañó al Equipo un joven voluntario de Olvera: Alfonso.

Marchamos contentos en el nombre del Señor Jesús.

Los pueblos nos acogieron con gran ilusión. 

Llenas de alegría, pusimos nuestro granito de arena y el Espíritu de Dios hizo su obra. Todos estaban de fiesta esperando la Misión, tuvimos una acogida cariñosa. Era un ir y venir de caras alegres con deseos de acercarse y entregarse más a Dios. Se notaba en las oraciones compartidas que hacíamos por la mañana, en las Eucaristías y en los encuentros de las casas.  Nos decían que no llamásemos a la puesta, que pasáramos sin llamar porque “ así no nos mojábamos tanto”. Fueros días de lluvia copiosa. La borrasca EMMA también nos acompañó.

Los Colegios, Institutos, y la Asociación APAMA (Centro de discapacitados),   también disfrutaron mucho  junto con las personas que los atendían: Psicólogo, Fisioterapeuta etc.  A todos les impusimos la Medalla de la Virgen Milagrosa que la acogieron con cariño y fe.

Mención aparte merecen los enfermos. La Pastoral de la Salud la tienen muy organizada,  muy viva  y muy bien distribuida por calles. Tienen la delicadeza de llevarles la Sagrada Comunión a sus casas cuando ésta se está celebrando. 

Quieren seguir reuniéndose por lo menos una vez al mes.  porque descubrieron la felicidad que da comentar la Palabra de Dios.  Entendieron muy bien que la Iglesia, pueblo de Dios,  nos evangeliza si nos dejamos evangelizar.

De la mano de María, nuestra bendita Madre, caminamos  bajo su protección. Un enfermo con un NEO  de garganta, que apenas podía articular palabra, nos dijo: “Hermana, desde que me puso  esa bendita Medalla  de la Milagrosa, hablo más claro,  y el médico me ha dicho que hasta mi espíritu ha mejorado ”.

Damos gracias al Señor por mandarnos su Espíritu  y  su Alegría con María, la Madre del Evangelio viviente, manantial de  gozo  y cercanía  para sus hijos pequeños  Le pedimos que ruegue al Señor por nosotros.  AMEN 

El  Equipo  Misionero

Comentario