Hijas de la Caridad España-Sur > Noticias > Acción Social > Misión compartida en clave vicenciana
Acción Social

Misión compartida en clave vicenciana

El pasado lunes 29 de abril tuvieron lugar las jornadas formativas para voluntarios y trabajadores de los diferentes proyectos sociales y asociaciones de las Hijas de la Caridad y AFAVI, tales como AIC, Asociación Medalla Milagrosa, centro Contigo de la Línea, y diferentes comedores sociales de Sevilla, Cádiz y Córdoba, entre otros. Se llevaron a cabo en la Casa Provincial de las Hijas de la Caridad, en Sevilla, donde se reunieron alrededor de 50 voluntarios, profesionales y Hermanas.

La formación corrió a cargo de sor María Teresa Brull que, de manera dinámica y lúdica, nos acercó a la Misión compartida en clave vicenciana, trabajándola desde la experiencia de los asistentes y explorando las diferentes tareas y retos a nivel personal y de equipo.

Para ello, comenzamos con una pequeña dinámica de presentación en grupos, con el objetivo de romper el hielo y facilitar la participación de los presentes en las jornadas. Tras esto, se nos mostró un dibujo de un muñeco con el que se explicó las diferentes motivaciones que nos llevan a realizar las actividades cotidianas. Estas pueden ser de corazón, cuando se hace por amor y entrega; por conciencia, cuando se cree fielmente que vale la pena hacerlo aunque no llegue a ser por amor; y por obligación, cuando has de hacerlo aunque no creas en su viabilidad ni sea por amor. Una vez entendido esto, se nos propuso hacernos conscientes de las tareas que teníamos asignadas en nuestros servicios y relacionarlas con las motivaciones que podemos tener a la hora de llevarlas a cabo, ya sea por corazón, por consciencia o por obligación. Al finalizar la tarea, tuvimos un rato para compartir las sensaciones que habíamos tenido durante la actividad.

A continuación, mediante videos y explicaciones se expuso la importancia del trabajo en equipo y las diferentes actitudes que pueden tomarse frente a una actividad grupal, dejando claro que hemos de trabajar unidos para obtener los mejores resultados en nuestros Centros de servicio y trabajo. Una vez interiorizados los conceptos, se creó un pequeño debate entre los asistentes.

Además de esto, se nos instó a aprender a no dejarnos llevar por la parte prefrontal de nuestro cerebro, que resulta ser la zona menos evolucionada, por lo que nos mueve a actuar de manera más animal y menos racional. Si dejamos que el prefrontal nos guíe, no podremos aprender a intervenir de manera consciente y madura, sino que actuaremos de manera visceral.

Si una cosa sacamos en claro de esta formación es que, tanto nuestro trabajo como nuestro servicio, debemos basarlo en el carisma vicenciano, y para ello, qué mejor que aprender un poco sobre la vida de san Vicente y santa Luisa de Marillac. Sor M. Teresa nos describió las vidas y obras de nuestros fundadores, puesto que no podemos olvidar que somos los continuadores de la historia que ellos empezaron, somos los herederos de un proyecto común que inició en el s. XVII.

Finalizamos el día con un pequeño regalo gracias al cual rememoramos los conceptos más importantes adquiridos durante la jornada.

El día acabó con la gratitud de los asistentes, que pudieron llenarse de conocimientos y experiencias para poner en práctica en sus centros.

Laura Domínguez Sarabia

Comentario