Hijas de la Caridad España-Sur > Noticias > Formación > La Misericordia en la Sagrada Escritura
Encuentro de Hermanas Sirvientes

La Misericordia en la Sagrada Escritura

Durante los días 5 al 7 de mayo nos hemos reunido en la Comunidad Regina Mundi de Granada todas las Hermanas Sirvientes de nuestra Provincia España Sur, para hacer un curso en torno a la MISERICORDIA EN LA SAGRADA ESCRITURA, que nos fue impartido, con gran sabiduría y conocimiento bíblico, por el sacerdote Trinitario, Padre Ignacio Rojas Gálvez.

Comenzamos el encuentro con el saludo de nuestra Visitadora Provincial, Sor María Pilar Rendón, que nos dirigió unas palabras y nos informó sobre la visita que la Consejera General, Sor Carmen Pérez, está realizando a nuestra Provincia. Igualmente nos informó de los diferentes eventos que se están organizando para celebrar el Cuatrocientos Aniversario del Carisma Vicenciano.

El P.Ignacio, en su recorrido por el Antiguo Testamento en busca de la misericordia, nos ayudó a comprender cómo el Dios que se manifiesta en esta primera parte de la Biblia, no es el Dios guerrero, justiciero y vengador que durante tanto tiempo hemos creído. Nos ayudó a ver con claridad cómo Dios, desde siempre, desde el primer momento de la creación, es misericordia, y así se ha ido manifestado acompañando al pueblo de Israel a lo largo de toda la historia.

Igualmente, en el Nuevo Testamento, fuimos descubriendo en la persona de Jesús al Dios sanador y salvador, que con sus manos curaba, sanaba, se abajaba para levantar al caído. Jesús se paraba porque la misericordia requiere pararse, y nosotros tal vez vivimos tan deprisa…

Esta visión de la misericordia la completamos con la visión de la película “El color del paraíso” en la pudimos ver que Dios se hace presente en todo lo que nos rodea si somos capaces de ver con los ojos del corazón, sin embargo, cuando nos dejamos llevar por el egoísmo, estamos matando la misericordia y no dejamos lugar para ella, porque el egoísmo mata a la misericordia.

También tuvimos la ocasión de gozar de un concierto-oración preparado con gran delicadeza por un grupo de Hermanas y seglares, que nos facilitó el encuentro con Dios, dentro del marco de la celebración del Cuatrocientos Aniversario del carisma vicenciano.

Todo esto nos ha llevado a diálogos profundos y enriquecedores en los momentos de encuentro, en las comidas, en los descansos… La liturgia, el ambiente fraterno, la alegría del mes de mayo que ambientó los recreos de la noche, con las Cruces de mayo, los patios cordobeses, los rebujitos… y el buen sentido del humor de muchas hermanas. Todo ello ha contribuido a que este encuentro haya sido enriquecedor y revitalizador para todas, que nos volvemos a nuestras casas con el reto de experimentar y vivir la misericordia de Dios en nuestra vida cotidiana, sintiéndonos siempre acompañadas por Él.

Comentario