Hijas de la Caridad España-Sur > Noticias > Enseñanza > Fiesta de la presentación de Jesús
En el colegio Virgen Milagrosa de Sevilla

Fiesta de la presentación de Jesús

El día amaneció nublado, triste, con seria amenaza de lluvia. Y cuando ya estábamos preparados para ir a la Parroquia a ensayar: ¡Tremendo chaparrón! Bueno, esto tiene solución: subimos al salón de actos, disponemos el espacio como en la Parroquia, y hacemos el ensayo.

Y ahora, a pedir que las nubes hagan un descanso esta tarde de cinco a siete. Y las nubes nos hicieron ese gran favor. Así que, antes de que las puertas de la iglesia se abrieran, ya había un grupo de niños esperando.

Como María y José hicieron con Jesús, estos padres han venido al Templo a presentar al Señor lo más preciado que poseen: sus hijos.

Rápidamente, fueron llenándose los bancos: niños y niñas de Primero de Primaria, protagonistas de este día, delante. Felices y nerviosos saludan a sus padres, hermanos, abuelos, que les responden llenos de gozo.

Va a comenzar la Eucaristía. Todos entonan, acompañado el canto con alegres y sonoros acordes de guitarra, ¡VEN A LA FIESTA! Y estos niños, inquietos por naturaleza y nerviosos por las circunstancias, entraron en calma. ¡Qué formales y con qué atención seguían la celebración!

Varias madres de alumnos participaron en las lecturas, salmo y peticiones.

Oramos muy especialmente por la Iglesia, la Comunidad Educativa, por la paz y por los niños que sufren explotación ya desde su infancia. Y dimos gracias al Señor por ver crecer a nuestros hijos/alumnos en un ambiente sano y alegre.

Cuando el Padre Javier se dirige a los niños para comentar con ellos la fiesta que estábamos celebrando, algunas de las aportaciones fueron simpáticas: desde encogerse de hombros al no saber qué contestar, a responder con toda seguridad y alegría “Hemos venido a cantar y bailar”.

Fue este un momento oportuno para recordar a los padres la responsabilidad de educarlos en la fe, compromiso que adquirieron cuando decidieron que sus hijos recibieran el bautismo.

Momento muy importante para los niños fue el verse en torno al altar rezando el Padrenuestro. Y con qué rapidez y alegría corrieron a encontrarse con sus padres cuando el sacerdote les indicó que se acercaran a ellos para darles la paz. Fue un momento de alboroto, pero alboroto lleno de gozo para todos.

Y llegó el momento de expresar su alegría con la canción, que tanto ensayaron, acompañada de gestos significativos

“JESÚS VIVE EN MÍ Y SU PALABRA ES AMOR. ÉL ES MI DIOS, MAESTRO Y SEÑOR, ÉL ESTÁ AQUÍ, Y EN MI CORAZÓN LO PUEDO SENTIR”…

Ya vamos llegando al final de la celebración. Hay que pedir a la Virgen Milagrosa que cuide a estos niños, los acompañe siempre y los ayude a que su fe crezca y lleguen a ser hombres y mujeres de bien. Y una madre, en nombre de todos, hace esta petición a la Virgen. Y los niños también se dirigen a Ella con la emotiva canción

“Junto a ti, María, como un niño quiero estar: Tómame en tus brazos, guíame en mi caminar…”

Terminada la Eucaristía, la Titular del Colegio y la Directora entregaron a los niños una medalla del Niño Jesús como recuerdo del este acto. Con qué alegría recibieron este bonito obsequio.

Cuánto disfrutamos todos en este sencillo y emotivo acto en el que vimos reunidas celebrando la fe a tantas familias de nuestros alumnos.

Que, como cantaron los niños en la despedida, sea la Virgen su guía en el camino de la vida.

SEVILLA, 2 DE FEBRERO DE 2017

EQUIPO DE PASTORAL.

Etiquetas:

,

Comentario