En el encuentro de Hermanas Sirvientes, Sor Mª Pilar daba una primicia de la respuesta  que las Hijas de la Caridad de España querían dar a las llamadas de la Iglesia y de los pobres.