Hijas de la Caridad España-Sur > Noticias > Hijas de la Caridad > Encuentro internacional de Secretarias Provinciales
Casa Madre, 13-29 de octubre de 2018

Encuentro internacional de Secretarias Provinciales

“Cada gesto de una Hija de la Caridad está verdaderamente al servicio de los pobres”

(Madre Guillemin)

Muchas veces habíamos pensado en esta frase y la habíamos hecho nuestra, reconociendo que verdaderamente una Hija de la Caridad está orientada a los pobres. Pero creemos que a partir de ahora van a quedar grabadas en nuestros corazones y en el de todas las Hermanas participantes en el encuentro internacional de Secretarias provinciales celebrado en la Casa Madre, del 13 al 29 de octubre de 2018.

La convocatoria nos causó una grata sorpresa. Tuvimos tiempo para gozarlo esperanzadas en todo lo que se nos ofrecía: reconfortarnos física y sobre todo espiritualmente con los Ejercicios Espirituales, en unos espacios y ambiente tan queridos para todas nosotras; potenciar nuestra misión al servicio de las Provincias y compartir experiencia y vida.   

Ilusión, alegría, sorpresa, guardábamos también en el equipaje cuando nos encontramos en el aeropuerto, muy madrugadoras, las cinco Secretarias de España dispuestas a colmarnos de todo lo bueno que puede llevar consigo la estancia en la Casa Madre. Hicimos un viaje estupendo, y al llegar nos esperaba Sor Mª Carmen Briones, Secretaria.  Al entrar a la Casa Madre nos acogieron Sor Carmen Pérez, nuestra Consejera general y las demás Hermanas españolas. Era el tiempo justo para encontrarnos con los dueños de la Casa, el Señor y la Virgen Milagrosa, dejar las maletas, un primer vistazo a los detalles primorosos del dormitorio y los primeros saludos con aquellas que nos íbamos encontrando; muchas lenguas, pero un único sentimiento, la alegría, la sonrisa y el abrazo fraterno. 

Dos folletos, en el dormitorio, nos introducen en lo que iba a acontecer durante las dos semanas de estancia.  Uno, con la Bienvenida, una serie de detalles a tener en cuenta, lugares y servicios a nuestra disposición, todo aquello necesario para sentirnos a gusto, en casa. El otro, la programación.

La primera cita era el comienzo de los Ejercicios espirituales, esa misma tarde, a las 17:00 h. Antes de empezar, las cinco, aprovechamos el tiempo para darnos un paseo, visitar y encomendarnos a San Vicente en San Lázaro y a Sor Rosalía Rendu en su tumba. 

Sor Françoise Petit, Asistenta general, después de darnos la bienvenida, abrió el encuentro, calificándolo como una primicia en la Compañía. Posteriormente dio paso al P. Bernard Schoepfer, Director general, quien iba a dirigirnos los Ejercicios.

El tema central de estos: “He aquí la esclava del Señor” (Lc. 1, 38), con tres puntos a desarrollar: meditación evangélica, reflexión y mirada de los Fundadores y la exhortación apostólica Gaudete et Exsultate. Todo ello vivido en clima de oración, adoración del Santísimo y ante los pies de la Virgen, a quien presentamos las necesidades de nuestras Hermanas, de las Provincias, de la Compañía y del mundo.

Y con la Virgen, clausuramos nuestros Ejercicios en Chartres, conmemorando la peregrinación de Santa Luisa del aquel octubre de 1644. Celebramos la Eucaristía acompañadas del Consejo general e hicimos el acto de Consagración de la pequeña Compañía. Disfrutamos de la belleza de la catedral, sus vidrieras y de la espléndida tarde.

El lunes 22 de octubre iniciamos el encuentro. Para su apertura contamos con la intervención de Sor Kathleen Appler, Superiora general, que agradeció a las Visitadoras de todas las Provincias el haber facilitado nuestra participación. Señaló que nuestra presencia era única y sagrada, única dado que era la primera vez que se celebraba una reunión de Secretarias provinciales del mundo y sagrada por el carácter sagrado de este espacio, es tierra santa. Nos invitó a ser lo que tenemos que ser, Hijas de la Caridad que ponemos nuestro fundamento en la identificación con Cristo, desde la vuelta al Evangelio y la necesidad de la oración. A continuación, se centró en nuestra misión y función, siguiendo la Guía de la Secretaria provincial.

Después de trabajar en grupo a partir de unas preguntas lanzadas por ella, tuvimos un diálogo enriquecedor para todas nosotras.

Antes de comenzar con la tarea específica de la Secretaria provincial, pudimos “Hacer memoria de nuestra herencia para llegar a ser lo que estamos llamadas a ser”, contamos con la presencia de Sor María Parcher, y de Sor Claire Sweeney, HHC, que nos llevaron a recordar el legado recibido de los Fundadores y de las primeras Secretarias de la Compañía. Nos dieron la oportunidad de recoger la síntesis en una celebración que resultó muy creativa de acuerdo a las orientaciones que nos habían dado.

Puestas las bases, contamos con la intervención de dos Consejeras generales, antiguas Visitadoras, una expuso su experiencia en la relación con su Secretaria y la segunda dio a conocer las Expectativas de todas las Visitadoras provinciales en relación a nuestro servicio y a este encuentro.

Expectantes, acogimos a la Secretaria general, Sor Marie Odile Herbet, quien intervino durante varios días, ofreciéndonos una amplia y rica formación e información sobre los temas y aspectos prácticos de la “La Secretaria provincial, misión de información y de comunicación”, dándonos la oportunidad de amplios diálogos y respuestas aclaratorias a nuestras dudas e inquietudes.

Por su parte, Sor Ana Mª Olmeda, archivista de la Casa Madre, nos situó ante los archivos, insistiendo en la importancia de salvaguardar los documentos.

Posteriormente nos acercamos a lo que a lo largo de los años se ha ido recopilando con tanto cariño, esmero y sabiduría de la historia vivida a través de los siglos por la Compañía: sala de recuerdos, archivos de las Hijas de la Caridad y de la Congregación de la Misión. Todas estas visitas se habían preparado anteriormente con el mayor detalle, pues todo estaba relacionado con nuestra misión.

El domingo 28 se nos ofreció la oportunidad de seguir los pasos de nuestros Fundadores. Lo iniciamos con la Eucaristía en la iglesia de San Nicolás de los Campos, lugar donde Santa Luisa tuvo la experiencia de la Luz de Pentecostés. A continuación, realizamos un tour vicenciano, donde revivimos nuestros orígenes.

El último día se desarrolló en varios momentos: primero, Sor Kathleen Appler respondió a las preguntas formuladas por los distintos grupos en que los trabajamos, sus respuestas fueron ampliadas con las intervenciones de las Consejeras que habían colaborado en su elaboración.

Después de la evaluación realizada en el grupo de trabajo, nos congregamos nuevamente para el “Envío a las Provincias”. Fue la misma Sor Kathleen quien recogió todo lo vivido, “en un tiempo sagrado en un lugar sagrado”, desde los Ejercicios Espirituales hasta este momento.

No faltó el agradecimiento a todas las personas que habían colaborado en el desarrollo de este encuentro: Consejo general, P. Bernard, Sor Mª Odile, Sor Ana Mª Olmeda, las dos Hermanas ponentes, las Traductoras y las Secretarias. Tuvo el detalle de agradecernos la implicación e interés mantenido durante estos días.

Por nuestra parte igualmente les agradecimos a todas la buena organización, programación, presencia, entrega y dedicación en este acontecimiento tan especial para nosotras.

La Eucaristía en San Lázaro, celebrada por nuestro Director general, fue el final de la rica experiencia vivida.

Terminamos con las palabras que nos dirigió Sor Kathleen en el envío:

“Vaya, pues, señorita, en nombre de Nuestro Señor. Ruego a su divina bondad que ella le acompañe que sea ella su consuelo en el camino, su sombra contra el ardor del sol, el amparo de la lluvia y del frío, lecho blando en su cansancio, fuerza en su trabajo y que, finalmente, la devuelva con perfecta salud y llena de obras buenas”. (S.V. I, 135)

Secretarias Provinciales de España

Etiquetas:

Comentario