Hijas de la Caridad España-Sur > Noticias > Formación > Encuentro de Hermanas sin Votos y sus Hermanas Sirvientes
Los Almendros, 5-8 de septiembre de 2019

Encuentro de Hermanas sin Votos y sus Hermanas Sirvientes

EL VOTO DEL SERVICIO A CRISTO EN LOS POBRES

“No haya ningún necesitado en medio de vosotros”

Al término del tiempo estival y comenzando un nuevo curso, nos hemos reunido las Hermanas sin votos y las correspondientes Hermanas Sirvientes, para trabajar y reflexionar el voto del servicio a Cristo en los pobres.

El lugar de encuentro ha sido en Los Almendros, donde la comunidad de hermanas que allí se encuentran nos acogieron con cariño, alegría y cordialidad.

En este entorno tan bonito y acogedor nos reencontramos, de nuevo, con inmensa alegría e ilusión por el encuentro, y, a la vez, aprovechar para descansar de las distintas actividades y servicios. 

También nos acompañaron en estos días las hermanas del Seminario, tanto  formadoras como seminaristas, compartiendo con nosotras oración, comida y tiempo de descanso.

El P. Corpus Delgado nos presentó, de manera magistral, este cursillo del voto de servicio a Cristo en los pobres. 

De forma  resumida, entre todo lo trabajado, podríamos destacar los siguientes puntos: 

• “Pobres siempre tendréis con vosotros» (Jn. 12,8), nos dijo el Señor, y la realidad nos muestra la verificación de esta profecía. 

• Dios  no puede quedarse indiferente ante el pobre, es misericordioso.

• Cristo se manifiesta para anunciar la Buena Nueva a los pobres, y seguir a Cristo implica entrar en la práctica de Jesús.

• Tener “entrañas de misericordia” ante toda miseria humana, ante el hermano solo y desamparado, cerca de los que la sociedad “descarta”, para las Hijas de la Caridad es nuestra vocación, nuestra identidad. Nuestro servicio ha de ser un amor como el de Cristo.

• El voto de servicio a Cristo en los pobres es específico en la Compañía de las Hijas de la Caridad; el fundamento de nuestra vida, lo propio, teniendo a Cristo como centro de la vida, vivido en comunidad y al servicio de los pobres.

• Es específico porque caracteriza la identidad de la Hija de la Caridad, sirviendo corporal y espiritualmente a los pobres según las Constituciones y Estatutos. 

• El servicio a los pobres se ha de realizar desde una mirada de fe. De esta manera, en cada persona con la que me encuentro veo a Dios, y a través de ella escucho lo que me comunica. Siempre con una actitud de sierva, en humildad, sencillez y caridad en el servicio.

• Trabajar por la promoción de las personas. Ponernos a la escucha y ayudarles a que tomen conciencia de su propia dignidad, colaborando con todas las personas que nos puedan ayudar a que esta promoción pueda ser una realidad, siempre y en todo lugar, evangelizando con nuestra vida.

• Teniendo siempre presente a María, Madre de la Compañía y modelo de servicio generoso y entregado, saliendo al encuentro del necesitado, quitando “trabas”, abriendo puertas…, en docilidad al Espíritu Santo que tiene que estar presente en nuestra vida.

Después de estos intensos días queda el trabajo y la tarea de llevar a la vida todo lo reflexionado, compartido y orado.

Damos gracias al P. Corpus Delgado por su generosidad y enseñanza, y a las Consejeras y Hermanas que han hecho posible este encuentro con su esfuerzo y preparación. 

Sor Aurora Vélez

España Norte 

Comentario