Hijas de la Caridad España-Sur > Noticias > Hijas de la Caridad > Encuentro de Hermanas en Formación Inicial en Misión
Los Molinos

Encuentro de Hermanas en Formación Inicial en Misión

Durante los días 4 a 7 de abril, en Los Molinos (Madrid), nos reunimos las Hermanas de Formación Inicial de toda España. Fue un gozo estar en tan propicio lugar, cuya naturaleza ya de por sí invita a la contemplación pues, como sabemos, la creación es lugar de revelación. En esta ocasión, hasta pudimos disfrutar de la nieve.

Antes de llegar al citado lugar nos esperaba un regalo que muchas anhelábamos: Tuvimos la alegría de poder asistir al “33 el Musical” que tanto éxito está cosechando en nuestro país. Cuenta la vida del más grande “influencer” de todos los tiempos, Jesús de Nazaret, pero actualizado al mundo de hoy, con buenas dosis de humor y ritmo musical.

El tema elegido para este Encuentro fue “Moral social” y fueron cuatro los ponentes encargados de presentárnoslo. Nos sentimos muy agradecidas por la claridad, dinamismo y creatividad en sus exposiciones, que favoreció nuestra participación en el desarrollo, trabajo personal y posterior, compartir en grupo.

¿Se debe hacer todo lo técnicamente posible para alargar la vida? ¿Eso es lo bueno? Con estas cuestiones inició Francisco Javier de la Torre su exposición sobre el final de la vida. A pesar de la transformación cultural de las actitudes ante la muerte y la forma de morir, nos recordaba que tenemos que ser personas que alivien el dolor como lo fue Jesucristo, así como personas que también dejen morir en paz, aceptando y acompañando la realidad de la muerte, lo cual implica un serio discernimiento sobre los tratamientos desproporcionados y fútiles. Resultó muy instructiva la clarificación de conceptos a través de casos prácticos, a fin de conocer qué es la eutanasia, el suicidio asistido, la obstinación terapéutica, la distanasia, la  limitación del esfuerzo terapéutico, etc.

Fue muy interesante la segunda parte de su intervención acerca de la aportación del principio de misericordia a la ética civil, del pontificado del Papa Francisco, que nos impulsa a preguntarnos cómo se mueve el Espíritu dentro de cada persona, a acompañar la fragilidad curando heridas y a fortalecer los vínculos, especialmente de los más Pobres.

Más de 69 millones de personas fueron forzadas a huir de sus hogares como resultado de la guerra, la violencia y otras formas de persecución, convirtiéndose en refugiados, datos que nos indican que estamos viviendo la mayor crisis humanitaria desde la segunda Guerra Mundial. De la mano de José Manuel Aparicio, apoyándose en la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948, analizamos el tema de las Migraciones a través de diferentes perspectivas: jurídica, mediática, demográfica y las afirmaciones de la Iglesia sobre esta cuestión tan preocupante.

En la segunda parte de su exposición recorrimos Chantillón les Dombes, Mâcon, Metz, Lorena… lugares importantes en la trayectoria de San Vicente, organizador por excelencia de la caridad, el cual pasó 30 años de su vida de auto búsqueda para finalmente encontrarse con los Pobres.

Cambio climático, pérdida de la diversidad, contaminación química, agotamiento de la capa de ozono, deforestación… Estos son sólo algunos de los problemas a los que debemos dar respuestas sostenibles a fin de cuidar el techo ambiental que nos protege y nos proporciona un espacio seguro para que la vida prospere. Jaime Tatay fue el encargado de darnos las claves espirituales para el debate ecológico. Apoyándose en la encíclica “Laudato Si” del papa Francisco fue desgranando las claves: profética, ascética, sapiencial, mística, sacramental, comunitaria y escatológica en este diálogo sobre la sostenibilidad.

Él fue el encargado también de exponernos los diversos sistemas económicos, de forma especial el de economía mixta, modelo que impera en los sistemas democráticos como el nuestro, así como los criterios económicos que la Iglesia propone como la articulación de la dimensión individual y social, el ser frente al tener, la calidad ordenada de los bienes y la respuesta personal y estructural.

El broche final lo puso Sebastián Mora, que llevó a cabo un análisis del mundo desde la perspectiva de los Pobres, invitándonos a mirar la realidad desde la Cruz, desde cinco elementos: la lógica del descarte, la lógica de la indiferencia, el enjambre digital, la crisis de lo político y la crisis de la espiritualidad, y búsqueda incesante de estos espacios, que dieron luz para entender este mundo nuestro en continuo cambio y que genera tanta incertidumbre.

Nos sentimos muy queridas y afortunadas por la constante apuesta por parte de la Compañía en la formación de las Hermanas más jóvenes en vocación, así como el buen hacer concretado en pequeños detalles, cercanía, cuidada liturgia  que desde luego, facilitan el desarrollo de estos encuentros. Por todo ello, damos gracias a Dios.    

S. Mª José Alias

Provincia España-Sur     

Comentario