Hijas de la Caridad España-Sur > Noticias > Acción Social > Encuentro Europa Migrantes
Del 16 al 26 en París

Encuentro Europa Migrantes

Con frío en el cuerpo, pero con fuego en el interior, llegábamos el lunes día 16 a la Casa Madre, en París, 69 Hijas de la Caridad de Europa, 21 de ellas españolas, tres por Provincia. El fin: pararnos, conocer más, reflexionar, dejarnos conmover, orar y dar respuesta con formas concretas a la realidad de la Migración en nuestro Continente.

ESCUCHAR, ACOGER, APRENDER, DEJARSE COMOVER… Y ATREVERNOS COMO COMPAÑÍA A RESPONDER a esta realidad que vivimos actualmente. Estas fueron algunas de las consignas que sor Kathleen Appler nos dio como bienvenida al encuentro: “Desde los orígenes la Compañía de las Hijas de la Caridad ha dado respuesta a los migrantes y refugiados que han salido de sus países de origen a causa de las guerras”. “Nuestra respuesta no puede ser tibia. Debemos estar ahí por los migrantes. Ellos son Cristo entre nosotras”. “Hagan oír la voz de los migrantes a los que puedan cambiar la situación”. “Los más de 65.000 refugiados tienen sueños, deseos, miedos y necesidades”.

Sor Françoise Petit, en la presentación del mismo, nos indica los tres objetivos a conseguir:

PROFUNDIZAR en lo que sabemos sobre la realidad de los migrantes.

Encontrar PISTAS PRÁCTICAS para ir más lejos.

CONOCERNOS más entre las Provincias europeas.

Para conseguir estos objetivos se nos presenta un programa que va evolucionando día a día. Partiremos de la realidad que conocemos, expertos nos presentarán la realidad de los migrantes.Escucharemos testimonios de hermanas que ya están trabajando en este campo y a los protagonistas. Nos acercaremos al problema de la trata de personas e iremos concretando cómo responder a todo esto. Y todo porque la Compañía no puede quedarse sin reaccionar ante esta cruda realidad.

El primer día nos dedicamos a “conocernos”. Los trabajos en grupo fueron por lenguas para facilitar el mismo y para que se pudiera concretar más en las realidades que vivimos. No podíamos comenzar nuestro trabajo si cada una no exponía la realidad en la que estaba, los conocimientos que tenemos del tema, cómo éste se vivía en cada Provincia y las inquietudes que traíamos al encuentro.

Sor Begoña Inarra, Hermana misionera de Nuestra Señora de África, fue la encargada, el segundo día, de presentarnos la situación de los migrantes hoy en Europa. Su primera petición fue muy importante: “NECESIDAD DE AMPLIAR FRONTERAS, no solo las física, sino las mentales y las del corazón”. Presentaría la realidad del fenómeno de las migraciones poniéndola en relación con la Palabra de Dios. Por la realidad debíamos dejarnos TOCAR, por la Palabra de Dios, teníamos que escuchar la LLAMADA de Dios a cada una y ACTUAR en consecuencia. Y todo ello coloreado por los valores vicencianos que tenemos como Hijas de la Caridad y que nos ayudarán a discernir en los momentos en que se necesite.

Puntos importantes de su exposición fueron el convencimiento de que los migrantes no van a dejar de venir porque se les cierren las fronteras o se les devuelva a sus países de origen. Su sueño de una vida mejor, a la que tienen derecho, es más fuerte que todas las dificultades por las que pasan; su impulso, la esperanza de poder conseguirla. Y una pregunta: ¿Tenemos nosotras un sueño tan fuerte que nos impulsa a ir más lejos? ¿Tenemos su fuerza, su resiliencia? Los migrantes nos lanzan el desafío de la apertura y la solidaridad. Si nos abrimos contribuimos a la vida, si nos cerramos damos paso a la muerte. Tengamos ante ellos la actitud de acogida como Jesús.

Para cerrar el tema apuntó pistas concretas de ayuda: Conocer la realidad, mayor y mejor informadas; establecer vínculos con personas migrantes para ayudarnos a cambiar la mirada sobre ellos; conocer las Asociaciones que están trabajando con este colectivo, y trabajar en red con ellos; estar en relación con las hermanas que trabajan con migrantes; defender una sociedad multicultural; orar por situaciones concretas, etc. Y su deseo para cada una de nosotras al finalizar la jornada: “Deseo para ustedes MUCHOS DESAFÍOS y MUCHA CONVERSIÓN”.

Con el P. Álvaro Restrepo, el tercer día, nos acercamos a los fundamentos bíblicos y vicencianos de este tema. Una frase para comenzar que nos ayudó a entrar en el tema: “El otro, de lejos me parece un monstruo, cuando me acerco un poco, me parece un ser humano, y si me acerco un poco más, descubro un hermano”.

El ser migrante ya aparece en el Antiguo Testamento desde que los primeros padres tienen que abandonar el paraíso. Al principio eran considerados enemigos porque podían desviar el corazón del único Dios. Poco a poco el pueblo de Israel fue entrando en relación con él, a través del trabajo, y cuando pudo entrar en el templo, lo comenzó a mirar como hermano. Esta es una llamada a que nosotros desarrollemos la ESPIRITUALIDAD DEL NÓMADA, siempre en camino, así aprenderemos a mirar de manera diferente al extranjero y podremos mirarlo como hermano y no como monstruo.

La frase “fui extranjero y me acogiste” (Mt, 25) inserta en el discurso del juicio final va dirigida al combate de los derechos humanos. Ninguna persona podemos quedar cerrada al sufrimiento del otro. Ello nos ayuda a trabajar con otras personas creyentes pero también con otras que no lo son, pero tienen la misma sensibilidad por los pobres. En el juicio final se nos preguntará ¿Qué sentido le has dado a tu vida?

En la época de san Vicente no existía la palabra migrante, pero una situación semejante a ésta es la de las personas desplazadas por la guerra en Lorena. En este momento san Vicente, a través de los padres de la Congregación de la Misión, de las Damas de la Caridad y de las Hijas de la Caridad, da una respuesta extraordinaria a este problema que se presenta, CREANDO RELACIONES que le ayudarán a atender a todos; COMPARTIENDO el trabajo con todos los estamentos implicados y con CREATIVIDAD. La respuesta en Lorena fue integral. Cuatro puntos principales de su actuación, totalmente actuales:

1.- Recauda fondos. Con las Damas de la Caridad a la cabeza pero también de todos aquellos que podían aportar algo, incluido su trabajo en favor de los más pobres.

2.- Llama y consigue que se abran las puertas de los conventos. El suyo el primero y pide también a Santa Luisa que recoja a una familia con hijas. Crea redes de acogida.

3.- Da cuenta, informa de cómo ha gastado el dinero y qué necesidades ha cubierto.

4.- Crea un servicio de enlace entre París y Lorena para llevar y traer correspondencia, noticias, dinero. El hermano Mateo fue su aliado.

Según Calvé, san Vicente tiene dos atlas que le guían en sus actuaciones: Atlas de la mente: capacidad organizativa, cómo, quién, dónde, cuándo… amor efectivo. Atlas del corazón: los hombres y las cosas que está viendo son objeto de su amor. Capacidad afectiva. Actualizados hoy esos atlas serían: El Espíritu Santo que anima y organiza. El Corazón que ama.

Para terminar y ahondando en lo que los anteriores días habíamos escuchado tres consignas:

No podemos nunca realizar nuestro servicio de manera aislada. TRABAJO EN RED.

No bajar los brazos aún en los momentos de cansancio. Continuar porque NO HACER NADA ES MAYOR PECADO QUE ERRAR.

Cuando aprendí todas las respuestas cambiaron las preguntas. NO TENER LAS MISMAS RESPUESTAS DE ANTAÑO A LAS NUEVAS PREGUNTAS que se nos hacen.

Siguen avanzando los días y ya nos encontramos en el cuarto. El texto evangélico que nos convocaba en esta nueva jornada era: “Mira, estoy a la puerta y llamo” (Ap. 3, 20). El tema de MIGRANTES Y REFUGIADOS NOS INTERPELAN nos traía el testimonio de siete Provincias europeas que nos hacían partícipes de sus respuestas para esta situación: Colonia (Alemania), Países Bajos, San Sebastián (España), Gran Bretaña, Nápoles (Italia), Varsovia (Polonia) y Eslovaquia.

De nuevo una consigna a tener en cuenta: ABRIR LOS OIDOS Y LA MIRADA DEL CORAZÓN A TODA PROBREZA HUMANA. Íbamos a escuchar historias de la vida real. Eran tierra sagrada. Proyectos variados a situaciones variadas, con distinta duración entre ellos pero con puntos comunes:

Nunca sola la Compañía. Siempre trabajando en colaboración con otros: Congregaciones religiosas, voluntariado, ONG´s, organizaciones de la Iglesia. Con personal especializado para las tareas a realizar. Dando respuestas progresivas a necesidades que se van presentando. Con inicios sencillos, con un discernimiento de las fuerzas que se tienen y de las posibilidades reales pero con audacia y entrega. Con tenacidad y ayudando a despertar o rescatar el sueño que les ha hecho salir de su tierra.

Y todo con el único objetivo de servir mejor a los pobres y HACER EL BIEN PERO HACERLO BIEN.

Pero no nos podíamos quedar en nosotras mismas sin escuchar la voz de los protagonistas. Por ello el día quinto lo dedicamos por entero a sus palabras. PALABRAS DE TESTIGOS. Eritrea, Rumanía y Siria, representados por dos mujeres y cuatro hombres se asomaban a nuestra asamblea.

Sería imposible reproducir sus historias de vida aquí en pocas líneas. Su sufrimiento hasta que encontraron quien los ayudara y su fortaleza para conseguir su sueño de una vida mejor para ellos y su familia quedó de manifiesta en todos, en sus palabras, en su mirada, en su tristeza. A pesar de todos los fracasos sufridos lo volvieron a intentar muchas veces y volverían a hacerlo las veces que fuera necesario. Es su derecho a tener una vida digna, a poder ser felices. Todos coincidieron en dar gracias a Dios que fue quien les dio la fuerza para seguir. Y eran conscientes de su fortuna al poder ir regularizando su situación sabiendo que otras personas, incluso de su familia, no lo podían hacer. Sin lugar a duda, un día intenso y duro. Pero ellos son quienes realmente nos podían interpelar para que busquemos respuestas concretas como Compañía.

El domingo era el día libre. España decidió que sería bueno para la convivencia interprovincial peregrinar juntas a Chartres. Allí, con un sol radiante, aunque frío, asistimos a la Eucaristía en la Catedral y por la tarde regresamos a ofrecer a Dios de nuevo a la Compañía, como hizo Santa Luisa. Con una petición especial para que nos iluminara en este camino que queremos seguir recorriendo, dando la respuesta que se necesita en favor de los migrantes. San Lorenzo y San Nicolás fueron los otros dos puntos de encuentro con los lugares que nos unían a nuestros Fundadores. Este día nos preparaba para encarar los últimos días de nuestro encuentro donde tendríamos que tomar decisiones de actuación.

Aunque antes de ponernos “manos a la obra” el séptimo día de nuestras sesiones, nos esperaba D. Kevin Hyland, Comisario Independiente de Londres para la trata de seres humanos y uno de los componentes del Grupo Santa Marta, del Vaticano. Organismo creado por el Papa Francisco para luchar contra esta lacra. Su tema MIGRACIÓN Y TRATA: ¿QUÉ RELACIÓN EXISTE ENTRE ELLAS? nos confirmó lo que todas intuíamos, que aunque el migrante, al salir de su tierra puede no hacerlo a través de estas redes internacionales de trata, a lo largo del camino que recorren, en algún momento han pasado a ser miembros de este tráfico por múltiples factores. Viven en nuestros entornos, aún aquí siguen siendo víctimas de sus traficantes que los consideran “mercancía” con valor monetario. Nuestro compromiso es ABRIR OJOS y OÍDOS para descubrirlos y poder ayudarlos. Son vidas únicas que necesitan desarrollarse íntegramente.

Por la tarde hubo un intercambio muy interesante con el ponente, donde cada Provincia presente en la sala expuso un caso concreto donde se hubiera experimentado la relación entre tráfico de tratas y migrantes. Desde Alemania hasta Albania, pasando por España, Eslovaquia, Grecia… todas compartieron sus desgarradoras experiencias. Algunas con “final feliz”, otras con un trágico final, pero real como la vida misma. Como cierre de su intervención D. Kevin nos indicó varias pistas:

Educación.

Tanto para las comunidades de origen de los migrantes, como para nuestra propia formación. Necesidad de saber lo que se puede o no aceptar legal y moralmente. Conocer la legislación específica para este tema.

Necesidad de TRABAJAR EN COLABORACIÓN

Trabajo con las personas en riesgo.

Desde un conocimiento de los servicios existentes poderlas ayudar mejor.

Financiación mayor para estos servicios.

Que haya un conocimiento entre los servicios. TRABAJO EN RED

También nos pidió que no fuéramos “ilusas”. Estábamos hablando del crimen organizado y había elementos comunes por toda Europa que nos podía ayudar a detectar estos casos. En algunos de ellos la intervención fue con un resultado positivo, ello nos debería de llevar a considerar que ES POSIBLE salir de estas redes. Pero nuestro trabajo es crear una cultura de TOLERANCIA CERO con este tema. Es necesario CONSTRUIR entre todos una RESPUESTA GLOBAL a un tema mundial, para TRABAJAR EN LAS CAUSAS. Sin duda resultó ser una puesta en práctica de esa colaboración tan necesaria y pedida por todos.

Y el tiempo no deja de correr y así llegamos al día octavo donde ya tenemos que empezar a “aterrizar” en respuestas concretas. Se nos invitaba en este día a ATREVERNOS A SALIR DE NOSOTRAS MISMAS. Conscientes de que esta salida, aunque tenía un comienzo personal, lleva parejo el sensibilizar a las comunidades. Para ello se nos proponía reflexionar sobre las TRANSFORMACIONES, DESPLAZAMIENTOS, OBSTACULOS Y MEDIOS que se necesitaban. Las líneas que más se repitieron en este día fueron: Transformación personal, conversión. Limar muchos prejuicios. Flexibilizar estructuras. Romper nuestras zonas de confort. Formación e información. Desplazamientos geográficos y de mentalidad. Trabajar en red. Comisión interprovincial e internacional de hermanas que trabajan con este colectivo. Revisión apostólica en las comunidades locales. Orar.

El horario de este día sufrió un pequeño cambio al tener que salir de viaje sor Kathleen y dedicarnos las palabras de envío. Para comenzar hizo un recorrido por todo lo más importante que habíamos escuchado y vivido estos días. Cada oración de comienzo, cada ponente con sus interpelaciones, cada puesta en común de las reflexiones. Sus mensajes principales. Para continuar con sus llamadas personales y como Superiora General:

Pongan en marcha su CORAJE y AUDACIA para ir hacia adelante. Que salga todo de lo más profundo de cada una.

Reconozcamos la INTERDEPENDENCIA MUTUA. Trabajen en RED entre ustedes y con otros que trabajan por la misma causa. COMPARTAN recursos.

Respondan con SENSIBILIDAD, con SOLIDARIDAD a los más vulnerables.

Queremos ESCUCHAR al máximo lo que ustedes tienen que decir.

CONVERSION personal fuerte.

DIGAMOS ALTO Y CLARO que los refugiados son bienvenidos aquí.

COMUNIQUEMOS esperanza.

Estemos en CONTACTO con las víctimas.

OREMOS con ellos y por ellos.

Nos quedaba concretar más todo lo reflexionado el día anterior. Para ello teníamos todo el día noveno. Un paso más, el nivel interprovincial. Pero antes de ponernos “manos a la obra” tuvimos el gran regalo de asistir junto con los Padres Paúles de San Lázaro y todas las hermanas de la Casa Madre, a primera hora de la mañana, a la salida en peregrinación del corazón de San Vicente hacia Folleville. Una peregrinación que recorrerá distintas parroquias de Francia, que además del corazón, lleva unido la celebración de catequesis explicativas para niños, jóvenes y adultos. Emocionante, intenso, con la petición de que ese amor que le encendía por dentro llegue a cada una de nosotras.

El tema de INTENSIFICAR EL TRABAJO EN RED A TODOS LOS NIVELES, PRINCIPALMENTE INTERPROVINCIAL E INTERNACIONAL hizo que concretáramos aún más y de acuerdo a la realidad de cada país cómo íbamos a colaborar juntas, qué iniciativas concretas serían posibles, qué medios se necesitarían y qué condiciones.

Las conclusiones a las que llegamos como España son las siguientes:

Aunar respuestas a nivel interprovincial respecto a los migrantes y refugiados.

Que en las Comunidades y en cada campo de servicio se motive y se sensibilice sobre el tema de la migración para crear cultura del Encuentro.

Encuentros de formación conjunto interprovincial, en torno al tema de la migración: Conocimiento de leyes de migración, planes de trabajo con inmigrantes, trata, CIE…

Trabajo en red con la Compañía, con la Familia Vicenciana, con la Iglesia y con otros organismos implicados en el mundo de la migración

Potenciar el aprendizaje de idiomas.

Comisión interprovincial compuesta por una Hermana de cada Provincia Canónica con experiencia en el campo de la inmigración y formación específica.

Implantación de una comunidad interprovincial en España en un lugar de frontera física.

No se descuidó el aspecto de oración y liturgia. Por países se realizaba la oración de la mañana, y para la de la tarde nuestro país optó por participar con la comunidad de la Casa Madre que, por las obras de la Capilla de la Milagrosa, celebraba en la capilla de San José. Eran momentos que ayudaban a preparar el día intenso que comenzaba y a recogerlo al final de la jornada con todas las preguntas e inquietudes que había suscitado en cada una lo vivido. Después de la cena se nos permitió ir a la Capilla y allí presentábamos todas las necesidades, realidades, tristezas y alegrías para que la Virgen presentara a su hijo. Momentos cortos pero de gran contenido. Para comenzar cada sesión se había preparado una profunda reflexión con texto e imágenes que daban otro tono y color a todo lo que íbamos a escuchar en la sala. Asimismo hubo un día en que la colonia de España en la Casa Madre se reunión para compartir unos momentos juntas. 31 hermanas de toda España disfrutando de unos dulces y conociendo un poco más las realidades de cada una.

GRACIAS a todas las que nos acogisteis con cariño. GRACIAS al Consejo General por querer ir más allá en esta realidad de los migrantes y refugiados con la participación de la hermanas. GRACIAS a nuestras Provincias que pensaron en nosotras y GRACIAS a nuestras Comunidades que nos sustituyeron estos días.

“Hermanas participantes en el Encuentro”.

Comentario