Hijas de la Caridad España-Sur > Noticias > Familia Vicenciana > Ejercicios Espirituales de la AMM 2018
Granada

Ejercicios Espirituales de la AMM 2018

1ª TANDA 03-03-2018

DESDE LA EXPERIENCIA

Quiero dar mil gracias a María, pues Ella ha sido la protagonista.

Qué fácil resulta todo cuando nos ponemos en sus manos. Nos has reunido en esta casa con lazos de amor infinito.

A través de Ti encontramos a Dios. Tu nos lo diste allá en Belén y hoy necesitamos más que nunca su presencia entre nosotros.

En estos días de Retiro Espiritual has querido que vuelva contigo, poniendo en mi camino la ocasión especial de estos Ejercicios.

El silencio me ha inundado. Tu voz me habla, cariñosa, al oído. Pronuncias mi nombre como Madre amantísima.

En la sonrisa de todos te encuentro, nuestras miradas de complicidad dicen que algo maravilloso está ocurriendo. Debemos de estar gozando de un trozo de Cielo.

Jesús se hace presente en la Eucaristía, nos habla con ternura. El Padre Miguel, mediador de su Palabra nos hace comprender la inmensidad del amor de Dios. Solo tenemos que dejarnos querer.

Las palabras se quedan cortas para expresar mis sentimientos hacia Ti Madre Misericordiosa.

Gracias a vosotras, Hermanas, que mostráis a Jesús con esa sonrisa tierna.

Hoy la Resurrección es palpable, Cristo VIVE; lo sé porque lo veo en vosotras que efectivamente ha resucitado.

Señor, que estos días me den la valentía para proclamar Tu grandeza.

Mª Ángeles Mecías- AMM

2ª TANDA 11-03-2018

Un grupo de la Familia Vicenciana que hemos participado en la segunda tanda de Ejercicios Espirituales llevados a cabo en Granada Comunidad Regina Mundi del 9 al 11 de Marzo, queremos expresar nuestras experiencias vividas en dichos Ejercicios dirigidos por el P. Miguel Sánchez Alba, CM.

Tomando como punto de Partida la carta del Padre General, escrita para la Familia Vicenciana en tiempo de Cuaresma y los Estatutos de la AMM y AIC, hemos experimentado la fuerza de la Oración desde el punto Contemplativo.

Hemos podido llegar desde el mundo del ruido, aturdidos etc. y nos hemos transformado en Peregrinos de la Fe a través del camino del Perdón, en Coherencia, para llegar a una comunicación de vida en el pensar, sentir y actuar.

Todo esto si no hay una tierra abonada que facilite la buena siembra, ejercida por la labor silenciosa, acogedora, disponible de las Hermanas, el resultado hubiera sido diferente.

Gracias a toda la Familia Vicenciana.

Un grupo de participantes

Etiquetas:

,

Comentario