Hijas de la Caridad España-Sur > Noticias > Familia Vicenciana > Ecos de la Asamblea Nacional de AIC 2019
Centro de espiritualidad San Vicente de Paúl de Salamanca

Ecos de la Asamblea Nacional de AIC 2019

Hablar de ECOS siempre sugiere sonido, distancia y nueva percepción amplificada. En nuestra Asamblea Nacional de AIC ha habido muchos sonidos, muchas voces: expresiones, saludos e informes de la Presidenta, Conchita Santiago; la Secretaria Mª Ángeles y la Tesorera, Pilar García, además de las Delegadas regionales y miembros de la Junta Directiva. Voces de ACOGIDA cariñosa a la llegada, voces de comunicación y encuentro en los pasillos, comedor y salón de actos, voces de preocupación por el presente y futuro de la Asociación, voces de vinculación a Cáritas con quienes estamos federadas, voces del Comité organizador del próximo Congreso de Apostolado seglar, voces de ESPERANZA para el presente y el futuro.

En la distancia del tiempo, el eco de lo experimentado en Salamanca vuelve a nuestra memoria para recordarnos a todas que lo vivido allí ha de pasar a los grupos: comunicación confiada y transparente, comunicación de proyectos, recaudaciones y programas de formación y servicio compartido. Este clima es esencial para que se mantenga viva la Asociación de Caridad de San Vicente de Paúl y podamos ofrecer parte de nuestro tiempo a los más necesitados. Este es el clima que nuestro fundador, san Vicente de Paul, quiso establecer en la Asociación desde sus orígenes en 1617. El coloquio enriquecedor del diálogo fraterno debe continuar. Por eso compartimos el resumen de los temas tratados.

El día 1 por la mañana, iniciamos la Asamblea con la celebración de la Eucaristía, concelebrada por los Padres paúles Julián Soriano y Pepe Mazuelas. Ya en el salón de actos seguimos el orden del día establecido en el Programa: oración con la canción-vídeo ¿QUIÉN?, bellamente preparada por Sor Casilda del Hoyo, nuestra asesora nacional, saludos y adhesiones, lectura del Acta de la asamblea anterior, presentación y aprobación de cuentas y presupuesto, después de un diálogo clarificador.

Seguidamente D. Emilio López Salas dirigió la Ponencia asignada: “Identidad Vicenciana en la acción Social y caritativa de la Iglesia”.  El ponente, buen conocedor del carisma vicenciano, feligrés de la parroquia San Vicente de Paul de Madrid y responsable del Departamento de Comunicación con las instituciones en Caritas nacional, nos ayudó a asumir la percepción amplificada de nuestra Identidad vicenciana en la caridad de la Iglesia hoy. Desde cuatro claves que son esenciales y fundamento de nuestro ser y actuar como Voluntarias/os  de la Caridad:

  • La persona como centro,
  • La caridad como motor,
  • La realidad como marco,
  • La Comunidad como signo.

Desde estos fundamentos y visto cómo los vivió San Vicente, la Asociación se siente invitada a seguir la caridad de Jesucristo con estas OPCIONES:

  • Trabajar desde las potencialidades y las capacidades de las personas, acompañando procesos. Es el fundamento del cambio sistémico.
  • Realizar acciones significativas en el campo de la justicia y la caridad dentro de la realidad que enmarca nuestro contexto.
  • Realizar nuestros proyectos de ayuda y servicio desde una acción integral inserta en la caridad de la Iglesia, conservando siempre nuestro espíritu vicenciano.
  • Ser cauce de la acción caritativa de la Iglesia trabajando en equipo y en red con otros movimientos y asociaciones de caridad de la Iglesia.

Son las opciones que vivió y enseño San Vicente de Paul. También nos señaló unas características dentro de la acción caritativa coherentes con la cultura del Encuentro que tanto predica el Papa Francisco: 

  • Un acción entendida como diálogo entre sujetos,
  • Una acción que se despliega en un método que hace posible el ser sujetos que  dialoguen sobre ese contenido,
  • Una acción que tiene por contenido el ser Iglesia en salida: IR a prestar un servicio, siendo personas en sociedad,
  • Una acción que tiene en el grupo o comunidad su agente de transformación o empoderamiento.

La propuesta de trabajo, después de la Ponencia, tuvo como finalidad la aplicación del VER: DIFICULTADES en el grupo AIC; JUZGAR: RIQUEZAS del grupo AIC Y ACTUAR ofreciendo Propuestas de mejora, siguiendo las claves esenciales dadas: La persona como centro, La caridad como motor, La realidad como marco, La Comunidad como signo.

Sería bueno que en esa acogida de percepción amplificada, iniciemos el próximo curso en septiembre, haciendo este trabajo de profundización en cada grupo de AIC.

El día 2 domingo de la Ascensión, también iniciamos la Jornada con la Eucaristía concelebrada por los Padres: Celestino Fernández, José Manuel Sánchez Mallo, Julián Soriano y Pepe Mazuelas. El tema fuerte de la Jornada lo expuso Dña Mª Dolores Pi, Presidenta del Foro de Laicos que compartió con nosotros los objetivos, finalidad, preparación y métodos de trabajo para el futuro  Congreso de Apostolado Seglar, que se celebrará en Madrid del 14 al 16 de febrero de 2020, bajo el lema Pueblo de Dios en salida. Lo reseñamos aparte.

Nos hubiese gustado que todos los miembros de la Asociación hubieseis podido disfrutar del ambiente gozoso, confiado y fraterno de la Asamblea. Hubo profundidad y serenidad, risas y cantos y hasta una rifa solidaria en la tarde del sábado. Tiempo bien aprovechado y nueva percepción amplificada del GOZO de ser VOLUNTARIA DE LA CARIDAD DE SAN VICENTE DE PAÚL.

Montse, del Secretariado Nacional de AIC 

Etiquetas:

,

Comentario