De vuelta a casa

De vuelta a casa… toca aislarse durante 14 días! Este virus invisible se contagia tan rápidamente que puedes tenerlo y no saberlo!

Me encantaría darte un abrazo, decirte lo cerca que te he sentido, lo que he llorado y he reído… Parece mentira que ya no me tenga que poner el EPI, la mascarilla, los guantes, la pantalla,… Que el olor a lejía no me invada, o que esté deseando conocer resultados de PCR, para ver si esto pasaba!

En este tiempo palpas la debilidad humana, tocas el sufrimiento, muchas personas que quieres se van y la impotencia te llena! No entiendes, no comprendes, y el cansancio se hace presente! Pero, a pesar de todo, ha sido un regalo, sentirme cuidada y acompañada por Dios como la niña de sus ojos, descubrir Hermanas que son todo un ejemplo a seguir: alguna enfermera y auxiliar que han pasado a ser amigas; personas que ya no están pero que son ángeles cuidándonos desde arriba. Infinidad de detalles que hacen que se viva la gratuidad y la disponibilidad. Y es que las dificultades unen a las personas!

Sólo puedo decir Gracias. 

Gracias a la Cdad que me enviaba y que me recibía,

Gracias a mi Familia que siempre está ahí,

Gracias a todos los Amig@s.

De vuelta a casa… Toca asimilar todo lo vivido y ponerle palabras al corazón! Pero sabiendo que desde la distancia estoy contigo! Un fuerte abrazo.

Sor Lucía H.C

Etiquetas:

Comentario