Hijas de la Caridad España-Sur > Noticias > Acción Social > El Coro Miguel Mañara en FAMILIA con las Hijas de la Caridad
Fiesta de la Sagrada Familia

El Coro Miguel Mañara en FAMILIA con las Hijas de la Caridad

Con mucha ilusión llegó a la Comunidad María Reina el Coro Miguel Mañara.

Si fue evidente la ilusión que su aparición supuso a las Hermanas de la Comunidad, patente fue también la alegría de todos los componentes del Coro: Las caras sonrientes, el buen talante, la satisfacción que reflejaban  eran señales claras de lo mucho que también ellos estaban disfrutando.

El canto de entrada, villancico popular en el que algunas Hermanas pudieron unirse, llenó la Capilla de una alegría especial. En el mismo tono festivo el Señor, ten piedad y el Salmo … etc

¡Qué suerte haber podido disfrutar de estas voces! Qué bien sonaban los  instrumentos: Reyes con la pandereta y Manuel con la caja.

Pedro, el director, solo necesitaba una mirada y un simple gesto para que los 16 componentes del grupo, entre ellos las solistas Ana, Reyes, Remedios, María José, Esperanza, y María Luisa, estuvieran listos para iniciar cada uno de los cantos con los que armonizaron la Eucaristía.

El sacerdote que presidió la Eucaristía, nos invitó a mirar las virtudes de la Sagrada Familia de Nazaret: humildad, unión, colaboración en el trabajo, respeto, obediencia …y por encima de todo el amor. Virtudes necesarias en cualquier familia, grupo, institución… para que reinen la paz y la felicidad. Y, como la Familia de Jesús, que tuvo que enfrentar peligros, sufrimientos, exilio…tenemos que vencer cuantas dificultades nos presente la vida.

Pues sí, este Grupo se sintió muy feliz al poder hacer felices a estas Hermanas que, tiempo atrás, eran ellas las que alegraban a niños en el Colegio y enfermos en el Hospital, especialmente en estas fiestas navideñas.

Antes de marcharse, las Hermanas de la Comunidad María Reina invitaron a todos a tomar café, zumos, refrescos y polvorones.

Las Hermanas agradecieron, llenas de emoción, la generosidad de este grupo, convencidas, una vez más, de que si mucho dieron a lo largo de su vida, mucho están recibiendo día a día. Y los componentes del Coro vivieron felices esta experiencia, que resumieron con estas palabras.

“Nadie es tan pobre que no pueda dar, ni tan rico que no necesite recibir»

Comentario