Hijas de la Caridad España-Sur > Noticias > Familia Vicenciana > Concierto-oración en Regina Mundi
400 años del Carisma Vicenciano

Concierto-oración en Regina Mundi

Un carisma es una gracia, un don que Dios le regala a una persona, no por sus méritos, no, sino para que, con la misma gratuidad con que lo ha recibido y el mismo amor, lo ponga al servicio de la Comunidad para el bien de todos.

Hoy venimos, ante ti Señor, a darte gracias por el carisma recibido hace ya 400 años. Sabemos que “no era lo que es actualmente” y queremos pedirte que nos siga ayudando a “situarlo en el puesto en que Tú lo quieres”·.

El carisma Vicenciano nace cuando Vicente de Paúl atraviesa definitivamente la “puerta de la fe” que le hace descubrir con claridad a Cristo.

La palabra y la música hecha oración nos acompañarán, esta noche, con el objetivo de avivar en nuestros corazones la llama ardiente de un hombre, Vicente de Paúl, que fue capaz de acercar su corazón al corazón de Dios a través de la pobreza humana. Primero fue él el que se dejó modelar por Dios y luego, sencillamente se dedicó a seguir su proyecto de amor.

Hagamos memoria y vayamos a la raíz de este hombre con el que se inició todo. Vayamos paso a paso, afinando la mirada, descubriendo, como él, que el Dios de Jesucristo que nos acompaña en la luz, es el mismo que el que nos va a acompañar en los tramos oscuros.

Si miramos a San Vicente desde el final de su vida vemos a un “gigante” pero, verdaderamente, no hizo otra cosa más que ajustar su vida, sus talentos, sus capacidades a la gracia de Dios.

Ahora nos toca a nosotros, es nuestra hora. A pesar de nuestras limitaciones nos atrevemos a volver la mirada a Ti, de seguir siendo tus testigos. Envíanos tu Espíritu Señor.

Etiquetas:

Comentario