Hijas de la Caridad España-Sur > Noticias > Enseñanza > El Colegio del Carmen de Las Palmas celebra la jornada del DOMUND
“Sé valiente, la misión te espera”

El Colegio del Carmen de Las Palmas celebra la jornada del DOMUND

El misionero es una persona valiente: deja su familia, su casa, su tierra, sus costumbres… porque se ha comprometido a llevar la Palabra de Dios a tantas pueblos que no han oído hablar de Él. 

Estos niños y niñas saben muy bien que también se puede ser misionero desde la casa, el Colegio, desde el lugar donde cada uno vive. Por eso se han puesto manos a la obra para colaborar con las misiones. 

En las clases, en las sesiones de tutoría, sus profesores, les han facilitado conocer un poco la vida de esos países donde los misioneros dedican su vida en la ayuda a los demás. Por eso, en este día dedican, de forma especial, tiempo para rezar por los misioneros, y aportan una ayuda económica participando en la Jornada del Bocadillo Solidario. 

Llenos de ilusión manifiestan su deseo de comprometerse, con este sencillo gesto, en la acción misionera de la Iglesia.

Para que la Jornada misionera pueda llevarse a cabo con más facilidad, contamos siempre con la buenísima ayuda de las profesoras. ¡Qué haríamos sin ellas, siempre dispuestas a echar una mano donde haga falta! Con toda generosidad han madrugado para que todo estuviera a punto, de modo que se pudieran comenzar las clases a su hora 

Desde muy tempranito, la Comunidad Educativa se reunió para preparar el bocadillo solidario. Todos con mucha ilusión y entusiasmo, empezamos la tarea con la certeza de que estábamos ayudando a los más desfavorecidos. 

Seguimos el consejo del Papa Francisco: “hay que tener valentía para salir de nuestra comodidad y pensar en los demás” Si todos nos concienciamos de esto, una pequeña parte del mundo, sería menos pobre.

Agradecemos la colaboración de los padres pues con su ayuda todos nuestros proyectos solidarios se pueden hacer realidad.

El desayuno solidario tuvo lugar en el recreo, donde todos disfrutamos mucho.

EL EQUIPO DE PASTORAL

 

Comentario