Centro Miguel Mañara

Campaña Ola de Frío

La nieve y la lluvia son una bendición para la tierra;

          ofrecer a los hombres cobijo y calor es una bendición de Dios.

Desde el año 2009, fecha en la que iniciamos la Campaña Ola de Frío, de la que somos  pioneros en esta iniciativa, nuestro Centro de Acogida Miguel Mañara ha experimentado notables mejoras, no solo en equipamiento (tres módulos completamente acondicionados, lugares cálidos donde poder asearse, ducharse, tomar cena y desayunos calientes, y pernoctar y resguardarse de las horas más gélidas del día) sino en la calidad y variedad de actividades educativas que se ofrecen a los acogidos. 

Últimamente, se amplió a 35 las plazas ofertadas, dada la mucha demanda en toda Sevilla. Los acogidos cuentan con un espacio perfectamente organizado, para depositar sus pertenencias durante su estancia en el Centro, que vuelven a recoger a la mañana siguiente.

Tres monitores durante las noches que, turnándose, dan cobertura para atender exclusivamente a los usuarios de la Campaña de frío.

En las tareas de intendencia (comedor, sacos, toallas, etc…) el Centro goza de una extraordinaria organización, tanto por parte de las Hermanas, empleados y voluntarios que se esmeran en los detalles, como en la participación de los mismos acogidos que con generosidad y agrado prestan su ayuda. Todo esto da como resultado una convivencia sumamente agradable, sencilla y familiar.

Son muchas las actividades educativas y lúdicas que se celebran, entre ellas:

Juegos de mesa, ejercicios físicos, celebración de los cumpleaños y onomásticas, fiestas más significativas del año: Fiesta de la Milagrosa, Navidad, Año Nuevo, Reyes,  Día de Andalucía… y Clausura de la Campaña.

Soy testigo de todo lo que aquí se describe, y tengo que insistir en el ambiente de respeto, cercanía, amabilidad, colaboración que en el Centro Miguel Mañara se respira. También destacar otros aspectos importantes y necesarios, como  la limpieza, el orden la buena organización y alimentación inmejorables, como me decían algunos durante la cena.

Comentario