Acción Social

Caminando en igualdad

Bajo el lema “Caminando en igualdad” comenzaba la jornada para inmigrantes en la Casa Provincial de las Hijas de la Caridad, en Sevilla. Allí tuvo lugar un encuentro entre hombres y mujeres pertenecientes a los distintos proyectos de la Asociación Familia Vicenciana que se desarrollan en La Línea de la Concepción y en Sevilla.


Sor María del Carmen Polo, Visitadora de la Provincia España Sur, nos dio una calurosa bienvenida en nombre de todas las Hermanas de la Provincia que les abrían las puertas de la Casa Provincial y las de su corazón con un gran abrazo, expresado en los múltiples desvelos y servicio entregado continuado y generoso con los que les atienden las Hermanas  y profesionales de cada uno de los Centros a los que pertenecen.

Tras una pequeña presentación por parte de cada uno de los proyectos, conociendo así la realidad de los mismos y haciéndonos tomar conciencia de la situación concreta de cada uno de los centros.

Para encuadrar la jornada, se realizó una dinámica para tomar conciencia de las distintas formas con las que vemos el mundo y, empezar así a trabajar sobre el tema en cuestión: la igualdad


Una vez terminada esta primera parte, cada centro formaba un mismo grupo y partía hacia los diferentes talleres planteados. El primero de ellos consistía en construir un “Photocall sobre la igualdad”. Cada grupo debía crear su propio eslogan sobre la igualdad y hacerse una foto, la cual nos llevaríamos de recuerdo como muestra de las intenciones a favor del tema.

Tras un pequeño receso, momento para el café y compartir algunas primeras impresiones, continuábamos con el segundo taller. En este caso, debíamos reflexionar y compartir algunas de las situaciones personales en las que hemos sentido algún tipo de discriminación o violencia por cuestiones de género. Una vez compartidas, las introducíamos en un globo que, posteriormente, hacíamos explotar como símbolo de aquello con lo que queremos acabar y empezar a caminar en igualdad. 

En el tercer taller nos asemejaron la violencia de género con un iceberg. Nos hicieron ver que tan importante son las cosas que se ven como las que no se ven y aun así, hace daño de igual manera y es considerado violencia de género. La dinámica siguió con la creación de un iceberg nuevo pero basado en la igualdad de género, haciéndonos abrir la mente para buscar los recursos que debemos utilizar para que eso se haga realmente y tengamos conciencia de todo ello. Las chicas y chicos participaron de manera activa compartiendo los pensamientos y situaciones que ellos consideraban fundamentales para conseguir ese fin, tales como la reivindicación y denuncia ante esas situaciones, el amor, el respeto, tolerancia o el conocimiento y la educación desde infantil.

En el último taller, al entrar nos hicieron una simple pregunta, ¿qué debemos aportar para luchar contra la violencia de género? Con esa pregunta como idea principal cada uno iba diciendo lo que aportaríamos para luchar por esa causa y tres voluntarios lo escribían en un post-it en los diferentes idiomas que hablaban: español, árabe y francés. Los métodos de lucha que más dieron pie al debate fue el deporte, el no sexualizar los colores o luchar y conocer los derechos y deberes de las personas. También la participación fue muy amena y todos dieron su punto de vista al respecto, haciéndonos ver la cantidad de cosas que quedan por cambiar aquí en España pero más aún en sus países de origen.

Como conclusión y para finalizar, ha sido una jornada enriquecedora. Ha hecho que los chicos y las chicas de nuestros proyectos visualicen, verbalicen y compartan sus pensamientos acerca de la igualdad y violencia de género. Les ha hecho, de igual manera, reflexionar sobre estos temas poniendo atención a lo que están viviendo y de qué manera lo están haciendo. Y, sobre todo, les ha dado las claves y pautas para poder llevarlo a cabo en su entorno y para la futura educación de las personas con las que compartirán vida.

Comentario