Hijas de la Caridad España-Sur > Noticias > Familia Vicenciana > ¡¡Qué bueno que los hermanos vivan unidos!!
Familia Vicenciana

¡¡Qué bueno que los hermanos vivan unidos!!

Esta es la gran suerte de la Familia Vicenciana: trabajan, participan, oran, disfrutan…unidos.

Fruto de esta magnífica colaboración es el éxito de la TÓMBOLA  que organiza Juventudes Marianas. Los Padres Paúles ponen a disposición el patio de la Parroquia, y colaboran los fieles, los miembros de la Asoc. de la Medalla Milagrosa, el Voluntariado de AIC y las Hijas de la Caridad.

Regalos, bebidas, bocadillos… Nada de eso faltó. ¡Y vaya si prepararon bien  los bocadillos!

Contribuyó a la animación de estos casi dos días, el “Bingo”. Todos querían probar suerte. Y la suerte fue llegando. Claro: como es lógico, a unos más que a otros.

Y la recaudación fue considerable. Y de ella fueron donados 2.500 € a la “Asociación Española para los efectos después del cáncer” y otros 2.500 € para nuestro Proyecto de Inserción Socio-laboral para personas excluidas en extrema pobreza. Y aquí tenemos que añadir que, de los Padres Paúles también recibimos su valiosa ayuda espiritual, la posibilidad de un local para la formación continua de los acogidos, y tantas cosas más.

Un día especial fue la presencia, con su familia,  de los que participan en el Proyecto. El ambiente familiar, la cercanía, el cariño, la confianza hicieron de esta sencilla fiesta un día especial.

La entrega de este donativo, el 4 de julio, nos animó mucho pues, en ocasiones, la cuestión económica se nos convierte en una fuerte dificultad para lograr el objetivo del Proyecto.  Gracias que la ayuda por parte de los Voluntarios, su trabajo, esfuerzo, generosidad, entrega… nunca  nos falta.

        Gracias, Señor;  y gracias a todos por todo.

Comentario