Hijas de la Caridad España-Sur > Noticias > Mayores > El aprendizaje más dulce
Asilo Dulce Nombre de María

El aprendizaje más dulce

El primer año de vida uno no se entera mucho, después vas cumpliendo uno detrás de otro deseando que llegue el número 18;  pasados los 40 nos entra la “depre” anhelando los “años mozos” sin saber que lo mejor está por llegar… Pero ese año en el que te jubilas miras atrás orgulloso de lo vivido y aprendido, y miras hacia delante abrazando lo que Dios nos tiene preparado.

Nuestra Carmela se nos jubila y no se merecía menos que nuestra admiración y agradecimiento por el tiempo dedicado a nosotras.

“Conocer a las Hermanas, al personal y a las señoras residentes es el mejor regalo que podía tener para finalizar mi vida laboral. Estar en esta casa ha sido el aprendizaje más dulce que he tenido en toda mi vida. Tengo mucho que agradecer a Sor Loli y a la Comunidad.  Las llevaré siempre en mi corazón y mantendré el contacto siempre que me sea posible.

Con cariño sincero. GRACIAS”.

GRACIAS a ti,  Carmela.

Comentario