Hijas de la Caridad España-Sur > Noticias > Enseñanza > 1617 a 2017: Un recorrido por la historia del Carisma Vicenciano
La Milagrosa de la Orotava

1617 a 2017: Un recorrido por la historia del Carisma Vicenciano

En la JORNADA DE PUERTAS ABIERTAS celebrada el día 7 de abril de 2017 hemos querido compartir el trabajo realizado por nuestros alumnos y alumnas, durante esta semana cultural, que hemos titulado “De 1617 al 2017, 400 años del nacimiento del CARISMA VICENCIANO”.
La celebración del 400 aniversario nos ha llevado a profundizar en la sociedad del siglo XVII y en las aportaciones de destacados hombres y mujeres de la época en el mundo del arte, la literatura, la física… Pero como centro educativo vicenciano nos hemos centrado especialmente en la persona de San Vicente de Paúl.
El siglo XVII estuvo marcado por una crisis económica, social y cultural. En el terreno cultural fue el siglo de la física, cuyos descubrimientos trajeron consigo un cambio en la manera de ver y entender el mundo.
El mundo del arte, en particular la pintura, tuvo personajes famosos que marcaron época en muchos países. En España, concretamente en Sevilla, Murillo representó en muchos de sus cuadros la vida cotidiana y la situación de pobreza que se vivía en aquella época en las calles. El análisis de sus obras nos ha acercado a la experiencia vivida por Vicente de Paúl en territorio francés.
Actualmente, también estamos inmersos en una crisis económica que lleva aparejada una crisis social e, incluso, cultural y de valores, a la que estamos obligados a hacer frente y dar respuesta.
Echar la vista atrás para descubrir a esos personajes del siglo XVII, que vieron el mundo con optimismo y con ilusión y que dieron algún tipo de solución a los problemas que vivieron, nos ha permitido mostrarlos como modelo a la hora de dar soluciones a los problemas de hoy en día.
Comenzamos la jornada con una pequeña representación de los alumnos de 1º de Primaria que nos mostró los orígenes del CARISMA vicenciano, ese don recibido por Vicente de Paúl que le llevó a organizar la Caridad, con una mano tendida a los pobres para ayudar a los pobres y con la otra tendida hacia los ricos para obtener los beneficios que necesitaba para socorrerlos. “Sólo con los pobres salvaré a los pobres” decía él mismo a sus compañeros de Misión.
Los alumnos de 2º de Primaria nos situaron en el ambiente de la nobleza de París con la representación de una danza del siglo XVII, preparada con gran esmero por profesores de la Escuela de Música y Danza Villa de La Orotava, que con gran generosidad respondió a nuestra solicitud de colaboración enviando a cinco de sus profesores que, semana tras semana, dieron cuerpo a dicha danza. De este grupo de nobles, de sus mujeres, San Vicente se sirvió para fundar la Gran Cofradía de la Caridad de París.
Los alumnos y alumnas de 3º de ESO, después de hacer un recorrido histórico de las Hijas de la Caridad y de mostrarnos las obras que han atendido y que atienden actualmente en todos los continentes, nos transportaron al presente con lo que ellos llaman “su música” y con la que quisieron expresar que el carisma vicenciano sigue vivo 400 años después de su nacimiento.
Pero no todo queda aquí.
Los alumnos de 4º ESO representaron en el salón de actos una obra de teatro en la que recrearon las aportaciones de la ciencia a la sociedad de entonces.
Los más pequeños prepararon una preciosa exposición en la sala de psicomotricidad; los alumnos de 3º y 4º nos ofrecieron una degustación en la “taberna” situada en el patio rojo y cuyos beneficios serán entregados íntegramente al Comedor Social de las Hijas de la Caridad de Santa Cruz; los alumnos de 5º y 6º nos hicieron pasar diferentes pruebas en una ginkana preparada por ellos, y los alumnos de Secundaria nos invitaron a ver su exposición de “inventos” y tareas realizadas en esta semana.
Desde aquí, nuestro agradecimiento a profesores y alumnos, que con ilusión prepararon las actividades programadas dentro de este proyecto, a los padres y madres que han colaborado directamente en alguna de las actividades y a todos aquellos que hicieron el esfuerzo por acompañarnos y, cómo no, al Excmo. Ayuntamiento, por la presencia de su máximo representante, nuestro Alcalde, que ha querido compartir con nosotros este ratito, y por su colaboración a través de la Escuela de Música y Danza.
Pero, sobre todo, gracias a San Vicente de Paúl, Santa Luisa de Marillac y a todas las Hijas de la Caridad y Padres Paúles que han vivido la experiencia de la Caridad en estos 400 años. Ellos nos han permitido conocer y hacer nuestro el carisma que hoy hacemos vida a través de nuestro lema: “Saber más para servir mejor”.

Comentario